Un testimonio que trasciende.

meditaciones | 11/01/2023 10:54 pm | Rosalba de Asprilla | 124

Por: Susana Ramírez

2 Timoteo 1:5 Trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también.

Un buen fundamento en la construcción de una edificación, puede hacer que los cimientos permanezcan firmes con el paso del tiempo. Al estudiar la historia podemos encontrar muchos lugares que, hasta el día de hoy sus construcciones todavía existen. Porque fueron planificadas, diseñadas y construidas para permanecer durante mucho tiempo. Y para muchos resulta verdaderamente asombroso encontrar estas maravillas. 

La Biblia contiene los fundamentos de un reino inconmovible, para que cada cristiano pueda levantar y construir no de acuerdo a los planos terrenales, sino desde la perspectiva celestial, donde la polilla y el orín no corrompen y donde ladrones no minan ni hurtan. De esta forma tendrás la seguridad y la confianza que, no solo tus fundamentos estarán en pie en esta vida y la venidera. Hoy tienes la gran oportunidad de edificar un matrimonio feliz, de criar hijos de voluntad  firme para con el Señor. Fortalecer los lazos familiares y ayudar a otros a reparar sus fundamentos por la palabra y por el testimonio.

El apóstol Pablo reconoció y dio testimonio de la verdadera fe de estas dos mujeres Loida y Eunice; abuela y madre del joven Timoteo, ellas contribuyeron en la formación y la enseñanza de las Sagradas Escrituras desde su niñez. La alianza espiritual de ellas y la dirección divina, dieron como resultado un verdadero hijo en la fe. El testimonio de estas valientes y hermosas mujeres trascendió a su siguiente generación. ¿Y tú estás dispuesto a edificar con bases firmes y sólidas para que tu fe de testimonio a tu descendencia? Afirma tu corazón a la roca inconmovible Cristo Jesús. Dios les bendiga.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición