Por misericordia.

meditaciones | 02/01/2023 4:39 pm | Rosalba de Asprilla | 123

Por: Adaris Franco de Bautista.

Lamentaciones 3:22-24

Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad. Mi porción es Jehová, dijo mi alma; por tanto, en él esperaré”.

Re­cor­de­mos siem­pre que es tan só­lo por la mi­se­ri­cor­dia de Dios que se­gui­mos vi­vos. Iniciamos, un nue­vo año, y yo le pi­do a to­dos us­te­des: Apren­dan a to­mar de la ple­ni­tud de la gra­cia de Dios. La ma­yo­ría de los hi­jos de Dios tie­nen una gran di­fi­cul­tad en cuan­to a es­to. ¿Por qué se­rá? Por­que la gra­cia es un fa­vor in­me­re­ci­do, ¿y quién es­tá dis­pues­to a vi­vir con ale­gría de un fa­vor que no me­re­ce? Juan 1:16: “Por­que de su ple­ni­tud to­ma­mos to­dos, y gra­cia so­bre gra­cia.” Cuan­do to­ma­mos de es­ta gra­cia, vi­vi­mos tan­to en el des­can­so y en la se­re­ni­dad in­te­rior co­mo ex­te­rior. En­ton­ces, di­rás lle­no de gra­ti­tud: Es la mi­se­ri­cor­dia del Se­ñor la que ha­ce que to­da­vía no es­té muer­to, lo que ha­ce que vi­va, que me per­mi­te co­no­cer a Je­sús y me per­mi­te se­guir­lo. Je­su­cris­to es el fun­da­men­to se­gu­ro y fiel. ¿Dónde pue­des en­con­trar se­gu­ri­dad? en nin­gún lu­gar pe­se a que ten­gas mu­chas pó­li­zas de se­gu­ro, tu in­se­gu­ri­dad, tu in­quie­tud y tu in­sa­tis­fac­ción no se irán de tu vi­da. Re­fú­gia­te en El. Así, es­ta­rás se­gu­ro en los bra­zos de Je­sús. DIOS TE BENDIGA.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición