Un premio invaluable.

meditaciones | 20/12/2022 8:59 pm | Rosalba de Asprilla | 152

Por Jorge Santos.

1 Corintios 9:24

¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.

Hace poco finalizó uno de los eventos deportivos más importantes a nivel internacional, en donde 32 equipos buscaban obtener una copa de oro que para ellos representaba sus más grandes anhelos. A la verdad todos ellos dieron lo mejor de sí, muchos practicaron durante años simplemente para llegar a levantar ese trofeo, pero lamentablemente solo un equipo pudo lograrlo. Es triste saber que estos deportistas dieron lo mejor que podían, pero muchos de ellos terminaron llorando  su derrota, aunque lo dieron todo.

Amado hermano, gracias a Dios nosotros todos corremos una carrera la cual no solo uno ganará su premio, sino todo aquel que llegue hasta el final, dando lo mejor de sí. Dios no nos pedirá más de lo podamos dar; algunos darán al 30, otros al 60 y otros al 100, pero sea lo que sea que demos, el apóstol Pablo nos insta a que demos lo mejor de nosotros, que no nos cansemos de correr esta carrera de la fe, que dejemos de lado todo aquello que nos hace peso y  retrasa nuestro andar en el camino y que vayamos victoriosos a obtener no un premio que es corruptible en esta tierra; sino uno incorruptible allá en los cielos.

Amado hermano no nos cansemos, sigamos corriendo la carrera de la fe que ya falta poco.

¡Dios le bendiga!

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición