“CALME SU MENTE”

meditaciones | 16/12/2022 8:48 am | Rosalba de Asprilla | 81

Por: Angélica Aguirre

Lucas 5:

15 Pero su fama se extendía más y más; y se reunía mucha gente para oírle, y para que les sanase de sus enfermedades. 16 Mas él se apartaba a lugares desiertos, y oraba.

Cuando leemos el capítulo 5 del evangelio de Lucas, podemos ver que Jesús hacía maravillas y muchos  milagros. Dice que la gente de agolpaba sobre Él para oírlo. Según el diccionario tradicional “ agolpar” es juntar en un mismo sitio en poco tiempo un gran número de personas. Imagine esta escena, la gente escuchaba que Jesús estaba en algún lugar e inmediatamente todos acudían de carrera. Esto debió ser algo sorprendente, todos acudían porque escuchaban que estaba haciendo milagros, sanidades; algunos iban porque realmente lo necesitaban,  pero otros para criticarlo, acusarlo y difamarlo.  Pero por cualquiera que fuera motivo,  las Escrituras nos dicen que su fama se extendía más y más. Pero lo más hermoso del texto citado es que nos dice que Él se apartaba a lugares desiertos y oraba.

Pensemos cómo lo manejaría un predicador famoso hoy día: Tendría millones  de seguidores en las redes, como se llaman hoy un verdadero “ influencer”, y realmente nuestro Señor Jesucristo, es el mejor influencer de todos los tiempos, pero el énfasis de hoy es  que meditemos de que manera tan sabia lo hacía,  Él no  se desvió de su objetivo, Él sabía cuál era su propósito y que necesitaba cada día más al Padre, por eso se apartaba de todo aquello que le pudiera desconcentrar y buscaba un sitio solitario para orar.

Muchas veces el exceso de trabajo carga e inquieta nuestra mente, y no necesariamente porque estemos haciendo algo malo, aun en la obra del Señor y en nuestra vida secular, siempre hay temas que nos preocupan  y queremos resolver. Diferentes situaciones, y si le sumamos las cosas que nos distraen normal e involuntariamente como la televisión, el internet, el celular; pero es necesario que saquemos ese momento para conectarnos con el Padre, para pedir sabiduría, fortaleza y las estrategias para resolver todo aquellos que nos inquieta, porque muchas veces cuando sentimos que tenemos mucha responsabilidad o trabajo, el ego, nuestra humanidad se crece y pensamos que somos tan intelectuales, que somos nosotros y olvidamos que somos vasos en manos del Alfarero. Sigamos el ejemplo del Maestro, no nos desviemos del objetivo principal que es estar en comunión con Él y así comprobaremos todas las bendiciones y promesas que existen para todos nosotros en su Palabra.

Dios te bendiga

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición