A la humanidad vino con propósitos eternos

meditaciones | 26/12/2022 8:13 pm | Rosalba de Asprilla | 114

Por: Angie de Elington

Isaías 42: 1, 6-7

He aquí mi siervo, yo le sostendré; mi escogido, en quien mi alma tiene contentamiento; he puesto sobre él mi Espíritu; él traerá justicia a las naciones.Yo Jehová te he llamado en justicia, y te sostendré por la mano; te guardaré y te pondré por pacto al pueblo, por luz de las naciones,  para que abras los ojos de los ciegos, para que saques de la cárcel a los presos, y de casas de prisión a los que moran en tinieblas.

En estos tiempos donde la humanidad celebra el nacimiento de Jesús, según ellos, con compras, regalos, comidas y bebidas alcohólicas en exceso, música estridente, paseos, reuniones, etc. Nosotros como cristianos lavados con la sangre de Cristo, debemos aprovechar la oportunidad para compartir La Palabra de Dios, el mejor regalo, llevar a cada vida a entender que en medio de las tinieblas que cubren la tierra hay una llama encendida que es por medio del amor de Dios hacia la humanidad; mediante la venida de Jesús a este mundo, para salvarnos de los juicios que se aproximan para esta tierra.

En este pasaje, el profeta Isaías, escribe inspirado por Dios una profecía referente a la venida del Señor a la tierra, detallando claramente lo siguiente: su reino es espiritual; él no iba a aparecer con honores terrenales. Él vendría a traer luz, paz, libertad y salvación a todos sin hacer acepción de personas.  El poder de su obra redentora es tan inmenso que trasciende a través de las generaciones y es por eso que aunque pasen los años todo lo demás se puede olvidar, pero jamás se olvidará este acontecimiento que cambió el rumbo de la historia humana, pues pasamos de ser malditos y condenados a ser bendecidos y con herencia eterna.  Pero es necesario recibirle en nuestro corazón una vez  y para siempre. ¿Existe un mejor regalo?

Dios te bendiga.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición