Fuerzas como las del búfalo.

meditaciones | 25/11/2022 4:13 pm | Rosalba de Asprilla | 119

Por. Susana Ramírez

(Salmos 92:10) Pero tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo;

Seré ungido con aceite fresco.

En este salmo encontramos al salmista reconociendo que solo el poder y la autoridad le pertenecen a Dios. La vida del rey David estuvo marcada por muchas batallas y adversidades, un continuo intercambio de momentos de gloria y días de angustia. Y para mantener su nivel elevado de temperatura espiritual acudía constantemente a la presencia de Dios.

David aprendió a sobrellevar el sufrimiento y los desafíos de persecuciones por parte de sus enemigos, quienes se levantaron sin causa para tratar de desanimar, detener y estorbar a los planes y propósitos del Señor en su vida. Sin embargo,la comunión y los tratos íntimos que recibió el salmista de parte de Dios, representaron una fuente inagotable de energía y fortaleza física y espiritual, era justo en esos momentos donde permanecía aferrado a sus promesas; mientras el hombre espiritual se fortalecía.

Porque Dios aumentará tus fuerzas como las del búfalo este imponente y poderoso animal es capaz de levantar hasta 1.300 kg su fuerza arrolladora derriba todo lo que encuentra a su paso, la joroba del búfalo es una protuberancia de grasa encima de su cabeza y espalda. Es un depósito de reservas de aceite que comienza a liberarse cuando el animal se ve amenazado frente a algo o alguien, comienza a dar pasos hacia atrás, muchos creen que es por miedo, pero no es así. Lo que sucede es que el aceite se derrama por todo su cuerpo llenándolo de una fuerza extraordinaria para hacer frente a sus enemigos.

Esta es la razón por la que el salmista dice: Pero tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo; Seré ungido con aceite fresco, símbolo del Espíritu Santo en la vida del creyente, que protege como un escudo de cualquier asechanza del maligno. Porque los yugos se pudren a causa de la unción. Solo el búfalo es capaz de llevar toneladas de carga en sus lomos con éxito, aunque el camino sea cuesta arriba, empinado o resbaladizo. No importa el escenario que enfrentes ahora mismo, es en esos momentos donde debemos usar las reservas de aceite fresco que el Señor ha derramado en nuestras vidas, para hacer frente a las adversidades. No te detengas sigue adelante confiando en aquel que te llamó. Dios te bendiga.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición