No seamos címbalo que retiñe.

meditaciones | 31/10/2022 2:13 pm | Rosalba de Asprilla | 107

Por: Angie de Elington

1 Corintios 13:1

Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.

Un címbalo es un instrumento musical de percusión, cuya resonancia estruendosa causa un gran impacto al escucharse, pero que no es más que un platillo hueco. En este pasaje el Apóstol Pablo toma este instrumento de referencia para compararlo con un cristiano que no tiene amor por su prójimo, el cual está lleno de mucha sabiduría, teología, estudios, sin embargo, no aplica lo que sabe al gran llamado que como hijos de Dios tenemos, la gran comisión.

Amado lector, en estos tiempos finales no podemos ser címbalos que retiñen, sino seamos aquellos portadores de las buenas nuevas de salvación, demostrando ese amor que un día Cristo nos demostró, con su sacrificio en la cruz del calvario por toda la humanidad. No perdamos más  tiempo, ya se acerca el día de nuestra redención y todavía falta mucha gente por contarle de las maravillas que puede hacer nuestro Salvador. No demos paso a más interrupciones y comencemos a predicar de persona a persona, no necesitamos un púlpito o una gran multitud, solamente se necesita sentir Amor por las almas perdidas.

Dios te bendiga.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición