La palabra de Dios.

meditaciones | 30/10/2022 5:42 pm | Rosalba de Asprilla | 91

Por: Adaris Franco de Bautista.

2 Pedro 3:16

17 Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza. 18 Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén”.

Aquí la palabra de Dios nos enseña que no debemos ser creyentes perezosos, que no aprendan la Palabra de Dios. No hay un camino fácil para lograr ese objetivo, pero el único que lo hace imposible es usted mismo. Tenemos que estudiar la totalidad de la Palabra de Dios, y no limitarnos a leerla. El verdadero conocimiento es conocer al Señor Jesucristo tal como fue revelado al hombre en la Palabra de Dios. Observemos la forma en que Pedro usó el nombre nuestro Señor y Salvador Jesucristo. ¡Cuán hermoso había llegado a ser el Señor Jesús para este viejo y rudo pescador! Como dijo un destacado estudioso de la Biblia: «Él le obedeció como Señor, le amó como Salvador, le admiró como el ser humano más importante y le adoró como Cristo, el poderoso y ungido Hijo de Dios”. El apóstol Pedro concluyó entonces su carta de despedida con un salmo de alabanza, diciendo: A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén. Solo nos resta expresar el deseo de que usted y yo podamos conocer verdaderamente al Señor y Salvador Jesucristo. Que lo dio todo por usted y por mí, a cambio de nada solo de que le conozcamos y tener esa comunión directa con Él en obediencia. DIOS TE BENDIGA.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición