“Enfrentando las Adversidades”.

meditaciones | 27/10/2022 7:33 pm | Rosalba de Asprilla | 86

Por: Angélica Aguirre

Salmos  18:

En mi angustia invoqué a Jehová, Y clamé a mi Dios. Él oyó mi voz desde su templo, Y mi clamor llegó delante de él, a sus oídos.

En este hermoso Salmo, David da gracias a Dios por la victoria que le había dado al ser librado de sus enemigos, pero antes de pronunciar estas hermosas palabras sabemos que él pasó muchas dificultades, angustias, pruebas; pero algo que debemos admirar del rey David es que siempre confió en su Dios. Siempre se fortalecía en Él. Al inicio del Salmo le dice fortaleza, roca, castillo mío, todas palabras que se refieren a un refugio seguro, en el cual él sabía que tenía la victoria segura.

Así como David que atravesó por diversas pruebas y adversidades, hoy todos en algún momento hemos pasado momentos de angustias, se dice que la palabra angustia es sinónimo de dificultad, aflicción y es un estado afectivo que implica muchas veces estados, emocionales difíciles, pero es en esos momentos que el Salmista nos dice que él invocó a Jehová. Imitemos esa conducta de dependencia de nuestro Dios todopoderoso; no importa cuál sea la necesidad, el problema, la aflicción, clamemos a Él, que Él nos oye, y nos responde de acuerdo a su divina voluntad.

Cuando pasamos por esos momentos de angustias, tenemos dos opciones: O nos quedamos allí a lamentarnos, o decidimos enfrentarnos, luchar, Y seguir adelante. Pero para tener esta actitud tenemos que tener una relación de fe, confianza en nuestro Dios, reconociendo que dependemos totalmente de Él y que sin su ayuda  nada podemos hacer. Sigamos creyendo y confiando en el Señor, que nos dé las fuerzas necesarias para sobrellevar cualquier dificultad y que en cada proceso que nos permite pasar, nos enseñe y cumpla su propósito en nuestras vidas.

Dios te bendiga

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición