RAICES PROFUNDAS Y VERDADERAS.

meditaciones | 14/09/2022 4:58 pm | Rosalba de Asprilla | 104

Por. Susana Ramírez

(Jeremías 17: 7-8) Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto.

Es interesante la forma en que Dios utiliza al profeta Jeremías, en la introducción de este capítulo. Comienza señalando el pecado del pueblo, pero más aun indica el lugar exacto, lo arraigado y profundo que estaba en su corazón la idolatría; así también como sus hijos deseaban los altares que habían edificado en los árboles frondosos y en los collados altos. Su pecado estaba delante de Dios y su ira para con todo ese pueblo que apartó y olvidó los preceptos y mandamientos de la palabra. La confianza de ellos estaba en los hombres y en las imágenes de Asera, que habían edificado juntos a los árboles frondosos. El fin de todos aquellos será un camino de destrucción al apartar su mirada del único Dios verdadero.

Hoy el Señor desea que recibas los beneficios que trae la Palabra de Dios, al echar raíces profundas y verdaderas en Cristo.

  • Serás como el árbol plantado junto a las aguas: No es como uno que crece de manera silvestre, por fuerte o frondoso que parezca a simple vista; nunca tendrá los nutrientes que provienen del agua que es la palabra y el consejo de Dios para tu vida. El agua produce crecimiento y trae limpieza a toda la estructura del tronco hasta las raíces produciendo firmeza y seguridad.
  • Que junto a las corrientes echará sus raíces: En las raíces de los árboles está la firmeza y el agarre para alcanzar la profundidad en la tierra plantada. Así también el Señor espera que tu vida sea cimentada en Él, para que ningún viento pueda desarraigarte de la fe verdadera.
  • Y no verá cuando viene el calor: los árboles plantados junto a las aguas nunca tendrán sed, tampoco se secarán, ellos estarán fuertes y vivos.
  • Sino que su hoja estará verde: Las aguas que riegan los árboles junto con la luz del sol son elementos perfectos para que sus hojas estén siempre verdes.
  • Y en el año de sequía no se fatigará: Las diferentes estaciones y temporadas del clima cuando llega el verano son cruciales en la vida de los árboles, allí se probará si verdaderamente sus raíces han absorbido el agua y los nutrientes para ese momento difícil.
  • Ni dejará de dar frutos: El propósito de todo árbol es dar fruto, pero para dar fruto las raíces deben extenderse debajo de la tierra para conectarse con la fuente del agua que produce vida para que sus hojas estén siempre verdes y nunca deje de dar frutos. La decisión es tuya solo tú puedes hacer que tus raíces sean profundas y verdaderas en Cristo Jesús. Dios te bendiga.        
¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición