¡Cuando El Ciervo Brama!

meditaciones | 07/08/2022 5:33 pm | Rosalba de Asprilla | 2987

Por: Adaris Franco de Bautista.

Salmo 42:1

 “ Como  el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama por ti, oh Dios, el alma mía”

Dos motivos por el cual el ciervo brama. El primero es porque tiene sed. Cuando el ciervo brama está demostrando una desesperación interna que constituye un deseo ferviente e imposible de aguantar, que lo puede llevar a la muerte. En épocas de apareamiento, este animal tiende a sudar mucho, y este sudor emite un hedor que lo delata y lo lleva a convertirse en presa fácil de sus depredadores. Por lo que el segundo motivo de su bramido, es la necesidad de lavarse y deshacerse del sudor. El mal olor delata al ciervo y lo hace vulnerable ante los depredadores; de la misma manera, cuando no tenemos al Espíritu Santo en nosotros, nuestro aroma espiritual, también produce un hedor, que nos hace vulnerables a ser presas fáciles de Satanás. El enemigo sabe cuándo un creyente está bebiendo del agua del Espíritu, y cuando no. Entonces llega la deshidratación, a tu vida ya no pasas tiempo con Dios, la lectura de la Biblia se dejó de hacer, te ocupas y te interesas más por las cosas terrenales. Todo en tu vida cambia y lo más triste, es que en el fondo sabes que no estás bien, pero aun así, no sientes ni haces nada por volver a buscar esa agua viva que es, la presencia del Señor. Aún estás a tiempo:  “El que tiene sed venga a mí y beba dice el Señor. DIOS TE BENDIGA.“

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición