Un año más de vida en Dios es una gran victoria…

meditaciones | 18/07/2022 10:36 pm | Rosalba de Asprilla | 122

Por: Angie de Elington

Salmos 139: 13 – 17

Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien. No fue de ti mi cuerpo, Bien que en oculto fui formado, y entretejido en lo más profundo de la tierra. MI embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas. ¡Cuán preciosos me son, oh Dios, tus pensamientos!¡Cuán grande es la suma de ellos!

En este hermoso Salmo, observamos la confianza de David en Jehová, ya que él lo escribió cuando estaba siendo atribulado por la mano de Saúl, quien procuraba matarle. Sin embargo, al leer detalladamente el mismo vemos que, aunque David se encontraba atribulado y sin saber que pasaría más adelante, depositó su vida en las manos del único que podía resolver su situación.

La vida del cristiano aquí en la tierra se conforma de un sinfín de pruebas las que perfeccionan su carácter y su crecimiento espiritual. Algunos con el pasar de los años suelen rendirse y decidir no seguir; otros, aunque pasan años profesando su fe en Cristo, viven quejándose de lo mínimo. ¿Será que nos hemos olvidado de lo cuidadoso que ha sido El Gran Alfarero para formarnos desde el vientre de nuestra madre? Así es mi amado lector, ninguno de nosotros somos una casualidad, pues fuimos planeados por nuestro Padre desde hace tiempos y cada detalle ha sido su arte en nosotros. Aun lo que nosotros creemos que es defecto, Dios lo ha puesto con un propósito.

Muchas personas suelen celebrar con gran ímpetu su cumpleaños, pero no hay regalo más grande que se le pueda dar al ser humano que un año más de vida en los caminos del Señor; en donde hay tantos testimonios que contar, tantas experiencias vividas que no alcanzarían ni la tinta ni el papel para escribirla; y aunque no sepamos lo que pasará en el futuro, agarrados de su mano alcanzaremos lo inimaginable y tendremos mucho más de lo que hemos pedimos.  Dios te bendiga

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición