¿Esclavos o libres?

meditaciones | 04/07/2022 2:27 pm | oasisdesantidad | 221

Por: Angie de Elington

Juan 8: 34-36

Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.  Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre.  Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.

En los tiempos antiguos los esclavos eran obligados a realizar trabajos forzosos por su dueño, y no gozaban de una autonomía que les permitiera decidir en cuanto a cualquier situación personal. Sin embargo, al solicitar y otorgarles su libertad, ya sea por una intervención terciaria, esto es un libertador; estos dejaban su vida miserable para comenzar a gozar de muchos privilegios como por ejemplo: tener un hogar y sus propios bienes, es decir, que ya no dependerían más de las migajas que pudiera darle el patrono.

En este pasaje, El Maestro hace referencia a la esclavitud espiritual, mostrándonos que una persona esclava del pecado, por más que quiera dejar los vicios, la inmundicia, la mentira, el desenfreno, etc., no puede ya que hay algo más fuerte que le impide dejarlo, esto es, sus cadenas de esclavitud que le atan y que le mantienen practicando una y otra vez sus malas acciones.

Sin embargo, no todo está perdido para ti que estás esclavo del pecado, pues puedes solicitar al Gran Libertador que te libere de aquello que estás viviendo y dejar de una vez por todas esa vida miserable, para comenzar a gozar de los privilegios que solamente Cristo puede darte.  Nunca olvides que Jesús es quien perdona todas tus pecados y saca del hoyo tu vida, nadie más podrá hacerlo. Así que decídete a ser verdaderamente libre hoy y no seas más un esclavo.

Dios te bendiga.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición