Su vara y su cayado te infundirán aliento…

meditaciones | 27/06/2022 11:54 am | oasisdesantidad | 127

Por: Angie de Elington

Salmos 23:4

Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

La vara y el cayado eran dos herramientas muy útiles para el pastor de ovejas. La primera, la vara, era un palo largo utilizado para corregir al rebaño y también para defender a la oveja en caso de que se presentara algún depredador. La segunda, el cayado, era un palo largo con una curvatura al final, el mismo tenía la función de guiar a la oveja  y en caso tal de que estuviera en peligro jalarla y traerla de nuevo al rebaño.

Cuando el Salmista David escribió este cántico denota la seguridad que sentía en deponer todos sus problemas a su Creador, pues sabía que Dios no dejaría que se desviara y lo corregiría de ser necesario para que volviera al redil.

¿Cuántos de nosotros hemos o estamos pasando por momento de dificultad y desánimo y queriendo salir de esa situación vemos tantas ofertas muchas veces no muy buenas?, pero gracias al cielo que El Pastor de los Pastores siempre ha estado allí con su vara para corregirnos y no permitir que el enemigo tome ventaja de nuestra situación, y si nuestra visión se llegase acortar y no vemos lo escabroso del camino, entonces utilizará su cayado para guiarnos hacia un camino seguro.

No te rindas, deposita en el Maestro toda tu aflicción, deja que sea su vara y su cayado los que te aliente a seguir sin importar lo que estás dejando atrás, pues todo lo que pierdes por causa de Cristo, es una gran ganancia al final del camino. Recuerda que no hay vacío que su amor no pueda llenar.

¡Dios te bendiga!

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición