AUNQUE TE PONGAN LÍMITES.

meditaciones | 15/06/2022 5:06 pm | oasisdesantidad | 65

Por. Susana Ramírez

(Génesis 35:18) Y aconteció que al salírsele el alma (pues murió), llamó su nombre Benoni; mas su padre lo llamó Benjamín.

(1 Crónicas 4:9) Jabes fue más ilustre que sus hermanos, y su madre lo llamó Jabes, diciendo: «Porque lo di a luz con dolor».

Dar nombre a un nuevo ser es tanto como darlo a luz. El dolor del nacimiento se sufre en un solo momento y luego se olvida como lo dice la Palabra por el gozo y la alegría de tener un hijo. Mientras que el peso de un nombre se sobrelleva toda la vida y le acompañará siempre. El nombre se expresa, se escribe, se inscribe, se memoriza; se le asigna una elegante firma, se le pone letras doradas en los diplomas y certificados, se escribe en listas, se graba en placas; en títulos académicos, se asienta en actas civiles y mercantiles, se coteja en registros, se le recorta de manera afectiva y, para evitar su olvido al final de sus días, se le cincela o graba para su eterna memoria en la lápida que cubren sus restos.

El significado del nombre hebreo es muy importante en el pueblo de Israel, porque viene asociado a la identidad de la persona, define su esencia y carácter para cumplir su misión y llegar a su destino.

En estos pasajes bíblicos encontramos las experiencias de dos mujeres al dar a luz en momentos y tiempos distintos, para Raquel y la madre de Jabes, el doloroso momento del parto nubló su entendimiento al expresar el nombre que llevarían sus hijos.

  • Raquel en su agonía expresó Benoni que significa «hijo de mi tristeza». Sin embargo, el padre del niño lo llamó Benjamín que significa «hijo de mi mano derecha». Jacob reaccionó inmediatamente al cambiarle el nombre, no estaba de acuerdo con el deseo de Raquel de marcar a su hijo y destinarlo a cargar con el remordimiento y la culpabilidad de su muerte. Benjamín representaba para él, su bendición el fruto producto del amor que sentía hacia Raquel. Jacob, sabía lo que era vivir marcado por un nombre que significaba engañador, usurpador así vivió hasta que tuvo la experiencia con el Señor. (Génesis 32: 26-28) Y dijo: Déjame, porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejaré, si no me bendices. Y el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él respondió: Jacob. Y el varón le dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido.

Antes de morir, Jacob le dio a cada hijo una bendición profética, describiéndolos y el destino de su tribu. De Benjamín, Jacob dijo: “Benjamín es un lobo rapaz, que devora la presa por la mañana y reparte el botín por la noche”.

  • De igual manera Jabes llegó al mundo marcado por el dolor que tuvo su madre al darlo a luz. Sin embargo, comprendía que su nombre no tenía relación con su esencia y propósito de creación. La Biblia dice que fue más ilustre que sus hermanos. “Ilustre” es una persona que sobresale por sus cualidades y sus acciones. Aunque Jabes no tuvo un padre que al momento de nacer le cambiará el nombre, él decidió invocar a Dios, porque sabía que había alguien que podía cambiar su desdicha de dolor y direccionar su vida para agradar y cumplir el deseo de Dios.

Tú también puedes orar y pedir al Señor que guie, direccione y bendiga tu vida y rompa toda maldición espiritual en ti y tu familia. La sangre de Cristo tiene poder.  Dios te bendiga.   

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición