No hay casualidades sino milagros.

meditaciones | 05/05/2022 6:38 pm | oasisdesantidad | 76

Por: Angélica Aguirre

Lucas 18:

¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles?

En esta parábola, Jesús nos enseña que debemos ser persistente en la oración, cuando le pedimos algo y no lo hemos recibido, aun cuando el panorama no sea el más alentador, debemos seguir creyendo y esperando que Él; nos conteste de acuerdo con su voluntad.

A diferencia del juez que menciona este pasaje que le respondió a la viuda para quitársela de encima, Nuestro Juez nos contesta porque nos ama, porque está interesado en nuestra causa y actúa a nuestro favor y en su tiempo. El versículo que menciono nos dice que Él hará justicia a sus escogidos, todos los que le hemos aceptado y reconocido como nuestro único Salvador somos sus hijos y escogidos, así que imagine la relación que hace la parábola, si el juez que no conocía a la viuda le contestó por insistente, cuanto más nuestro Padre nos contestará pues nos conoce mejor que nosotros mismos.

Cuando aprendemos a tener esa conexión espiritual de presentar todas nuestras peticiones delante de EL, aprendemos a recibir todo en el momento adecuado y conforme a su voluntad. Muchas veces decimos que casualidad, aun a veces en las cosas más sencillas que pensamos y le pedimos a Dios, recibimos respuesta y algunas que tardan un poquito más; pues tiene un propósito especial, incluso si no recibimos lo que pedimos es también una repuesta. Pero es maravilloso vivir reconociendo que en Dios no hay casualidades, sino milagros, cuando te encuentres en necesidad, ora, clama; Él te responderá exactamente lo que necesitas. ¡Espera tu milagro!  Dios te bendiga.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición