Diligencia en la vida cotidiana

meditaciones | 01/05/2022 8:15 pm | oasisdesantidad | 97

Por: Adaris Franco de Bautista.

1 Reyes 19:19

Partiendo él de allí, halló a Eliseo hijo de Safat, que araba con doce yuntas delante de sí, y él tenia la ultima. Y pasando Elías por delante de él, echó sobre él su manto.

Los hombres y mujeres que Dios llama a su servicio no eran perezosos, ni mucho menos dormilones, ni los que encontramos en la Biblia, ni los que conocemos de la historia de la iglesia. Todo lo contrario, era gente activa y diligente. Casi siempre fueron llamados mientras estaban trabajando, pensemos, por ejemplo, en Moisés, Gedeón; David, Pedro, Juan, Santiago y Leví. Diligencia es trabajar solícitamente y con gusto importante esta palabra con placer espontáneo. En nuestra historia vemos que el joven Eliseo, evidentemente había aprendido a trabajar consciente de su responsabilidad. Delante de si tenía 11 yuntas de bueyes llevadas cada una por un siervo; y él como último, observaba responsablemente como se hacía todo el trabajo. El sabio Salomón meditó mucho sobre la diligencia (Pr 12:27) «El indolente ni aun asará lo que ha cazado; pero haber precioso del hombre es la diligencia.» Sus comparaciones con la hormiga nos son familiares desde niños y las muchas biografías de la , nos muestran que Dios comienza la preparación para el ministerio en el trabajo diario y a menudo también en circunstancias difíciles. Es allí donde se forma el carácter que Dios busca en el hombre o , que Él necesita formar para su servicio. DIOS TE BENDIGA.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición