ESPERA EN ÉL

meditaciones | 24/03/2022 5:04 pm | oasisdesantidad | 373

Por: Angélica Aguirre

Lamentaciones 3:

24 Mi porción es Jehová, dijo mi alma; por tanto, en él esperaré.

La Palabra de Dios nos habla en diversos pasajes de la importancia de esperar y confiar en El. En este hermoso versículo antes de instarnos a esperar nos dice que Jehová es nuestra porción, y  cuando escuchamos la palabra porción,  pensamos en algo que nos pertenece, algo que es nuestro, ahora imagine la hermosa promesa que encontramos aquí, “Jehová es nuestro y esperemos en El”.

Suena sencillo,  pero esperar es un proceso difícil en medio de este mundo moderno donde todo prácticamente es instantáneo, estamos acostumbrados a que con un click podemos hacer muchas cosas. La tecnología nos ha hecho un poco impacientes, pues lo que antes llevaba un proceso ahora son minutos, y esto lo podemos aplicar a nuestra vida espiritual donde queremos que Dios nos conteste al primer clamor. La espera tiene la capacidad de sacar lo que hay en nuestro interior, el tiempo de espera va a descubrir nuestros verdaderos intereses e intenciones y es la que va a sacar a la luz los fundamentos de nuestra fe; es por ello que encontramos en las Escrituras diversos ejemplos de grandes bendiciones obtenidas por aprender a esperar y también grandes fracasos por no saber esperar.

Hoy les invito a mirar con profundidad este versículo, ¿qué usted necesita? ¿Qué estamos esperando que aún no hayamos recibido? No busquemos ese algo que necesitamos sino al que no los puede dar, a el que te dice” Yo soy tu porción”, es todo lo que necesitamos, muchas veces queremos buscar respuesta por nuestra parte o decimos estoy esperando en Dios, pero estamos buscando alternativas basadas en nuestras capacidades, conocimientos y nos olvidamos de las innumerables ocasiones en que Él nos ha dicho” Espera en Mi”.

Así como Él tenía una porción cada día para el pueblo de Israel en el desierto, cada día le proveía alimentos, agua, sombra, luz; así mismo Él tiene para  cada uno de nosotros lo que necesitamos, solamente nos toca confiar y esperar, mientras estamos esperando esa repuesta que anhelamos; es tiempo de buscar su rostro, seguir trabajando en lo que nos ha llamado, esperar no significa no trabajar, no hacer más nada; es seguir con nuestro día a día pero con esa paz y confianza que pronto llegará nuestra repuesta. Dios te bendiga.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición