VASIJAS DE BARRO

meditaciones | 17/11/2021 11:58 pm | oasisdesantidad | 68

Por. Susana Ramírez

(2 Corintios 4:7) Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros.

Antes de que nuestro Dios, creara los cielos y la tierra la palabra dice claramente, que ya habíamos sido concebidos en la mente y el corazón de Dios. Nuestra vida estaba diseñada, programada y determinada para cumplir los propósitos eternos del Creador.  No se equivocó al crearnos como vasos de barro y no como ángeles celestiales, creó al hombre del polvo de la tierra, es decir, criaturas terrenales que permanecieran en completa dependencia del Todopoderoso y no como seres angelicales en los cielos. Su propósito es tan especial que, siendo nuestra naturaleza débil y limitada, Él desea que la excelente y sublime grandeza de su poder se manifieste en nosotros y resplandezca ese tesoro “el evangelio”, de la plenitud de Cristo en cada corazón.

Su deseo es que expresemos su excelencia en vez de la nuestra. Ahora podemos ver la majestuosa mente que aun, siendo vasijas de barro somos únicos en la creación de Dios. Solamente los vasos de barro y no los seres angelicales, pueden expresar la excelencia de Dios.  Los vasos pueden recibir, ser llenos y rebosar. Él quiere entrar en tu corazón para que nuestra vida tenga sentido.

En este capítulo el apóstol Pablo, escribió sobre ser un vaso de barro debido a que él experimentó a Cristo como su tesoro. Pablo, no era un ser celestial; él era un vaso de barro al igual que nosotros. Sin embargo, permitió que el Espíritu Santo, llenara su ser por completo para vivir la plenitud de ese poder glorioso y poder expresar que esa gloria no era de él, sino de Dios. Dios les bendiga

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición