La paz que el mundo no puede dar.

meditaciones | 10/11/2021 3:51 pm | oasisdesantidad | 57

Por. Susana Ramírez

(Filipenses 4:7) Y la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento guardará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

Muchas personas en estos momentos están deseando encontrar la paz que su alma necesita. Pero muchos de ellos, no saben con exactitud lo que esa palabra representa. Es por ello, que encontramos personas sumergidas en el alcohol, drogas, lujurias; lascivias, vicios, apetitos y deseos carnales que batallan en sus mentes y sus corazones. La palabra de Dios es tan maravillosa que en ella podemos encontrar todo; pero absolutamente todo lo que nuestra alma necesita, ella es un manual completo que ha sido inspirado por Dios; para que el ser humano pueda vivir a plenitud conociendo quién es su Creador; por qué ha sido creado, y para qué. Cuando logras entender y dar respuestas a estas interrogantes, entonces tu vida no será un barco que va a la deriva, o una hoja seca que se la lleva el viento; porque no tiene un fundamento mental, ni una conexión espiritual con su Creador. Esta es la razón por la que muchos viven alejados y ajenos a la voluntad y propósitos de Dios para con ellos, viven en la vanidad de su mente guiados por satanás y huestes espirituales de demonios. Jesús dijo: La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. 

En el pasaje de Filipenses 4:7 encontramos al Apóstol Pablo, expresando la paz que su alma había encontrado al sentirse en completa armonía con su Creador. Su corazón y sus sentimientos estaban alineados al programa, diseño y designio que el Señor determinó para su vida. Vivió feliz cumpliendo fielmente la comisión terrenal de llevar el evangelio a los gentiles y anunciar delante de reyes, gobernadores y jueces las buenas nuevas de salvación. Filipenses es considerada la “epístola del gozo” aunque el sufrimiento formó parte del precio que tuvo que pagar por ser embajador de Cristo; el gozo y la alegría de su corazón fue el resultado de la obra perfecta que hace el Espíritu Santo, en la vida de un creyente. El fruto del Espíritu se evidencia en cada una de sus cartas eran líneas de amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza. Espero recibas este maravilloso texto y lo pongas en práctica, para que también comiences a disfrutar de esa paz perfecta que sobrepasa todo entendimiento, es una paz sin límites que aun en medio de dificultades y pruebas, puedas tener la sabiduría, paciencia para poder esperar en las hermosas promesas de Dios para tu vida.

Dios les bendiga.                   

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición