¡Que Dios crezca en mí!

meditaciones | 26/10/2021 6:56 pm | oasisdesantidad | 103

Por Jorge Santos

Juan 3:30

Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe.

Desde el Génesis vemos como el hombre fue en decadencia, pasamos de falta en falta y poco a poco nos fuimos alejando del diseño original de Dios. Vemos como historia tras historia, siempre el corazón del hombre se inclina hacia el mal, y no cabe duda que si Dios no intercede por nosotros; de seguro nos destruiríamos nosotros mismos.

Muchas veces vemos el pecado o los errores en los demás, decimos que son los demás quienes están mal, pero el mismo apóstol Pablo se hizo un autoexamen en el cual solo pudo expresar: ¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte?  [Ro. 7:24] y es que el pecado mora en nosotros mismos y por nuestras propias fuerzas, no nos podemos deshacer de él. Pero ¡qué lindo es saber que Dios muestra su amor para con nosotros aun siendo los más viles pecadores, él vino a morir para darnos redención eterna!.

Conociendo nuestra naturaleza ¿nos seguiremos apoyando en ella o dejaremos que Dios reine en nuestros corazones? Ciertamente entre más dejemos que Dios viva y haga su obra en nosotros, más nos remontaremos a las alturas y en ese lugar es donde entenderemos que no es nuestra sabiduría sino la de Dios, que no importa lo débil que seamos; cuando somos débiles entonces somos fuertes en Dios. Es que donde termina la naturaleza humana, es donde inicia la maravillosa naturaleza Divina, que todo lo puede. ¡Dios le bendiga!

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición