La promesa eterna.

meditaciones | 19/10/2021 11:54 am | oasisdesantidad | 54

Por: Jorge Santos

Apocalipsis 21:1,4

Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

Los tiempos en los que vivimos son los más difíciles y terribles de la historia humana; vemos como se ha corrompido la verdad y el amor de muchos se ha enfriado. Pareciera que esto no tuviera fin, que las dificultades solo le pasan aquellos que quieren hacer el bien o agradar a Dios. Vemos como los impíos prosperan y a duras penas los cristianos tenemos para subsistir.

Podemos pensar que el mundo está al revés, pero la realidad es que debemos comprender que Dios simplemente nos está haciendo entender que no pertenecemos aquí; nos hace pasar dificultades, para que anhelemos lo celestial. Quizá amado hermano hoy usted está pasando una prueba difícil, pero ciertamente el dolor momentáneo no se compara con la gloria venidera. Podría ser que hoy usted no tiene para comer, pero en el cielo le espera un banquete sublime; o quizá usted no tenga tanto dinero aquí, pero déjeme recordarle que le espera una mansión celestial. Podemos sufrir un sinnúmero de situaciones, pero llegará el momento donde Dios mismo secará todas nuestras lágrimas y nos dirá: “buen siervo fiel pasa al gozo de tu Señor”.

Ya casi llegamos, ¡sigamos adelante!

¡Dios le bendiga!

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición