Una mano amiga para mi enemigo (mi prójimo)

meditaciones | 21/09/2021 11:20 am | oasisdesantidad | 115

Por: Jorge Santos

Jonás 4:2

Y oró a Jehová y dijo: Ahora, oh Jehová, ¿no es esto lo que yo decía estando aún en mi tierra? Por eso me apresuré a huir a Tarsis; porque sabía yo que tú eres Dios clemente y piadoso, tardo en enojarte, y de grande misericordia, y que te arrepientes del mal.

¡Qué situación más difícil!… predicar para apercibir a tus enemigos, para que no sean destruidos. Este fue el escenario del profeta, pero ¿cuántas veces hemos pasado por situaciones similares? ¿Cuántas veces Dios nos ha movido a misericordia para aquellos que nos hacen mal? O qué decir de las veces que aquel que habla mal de usted, ha tenido hambre y teniendo usted comida hace lo mismo que le profeta y le niega la ayuda.

Muchas veces tendemos a tener un concepto tan alto de nosotros mismos, pensamos en nuestra situación actual y creemos que somos perfecto, olvidando nuestra condición pasada, del lugar de dónde Dios nos sacó. Quizá pensemos que algunas personas merecen las situaciones que pasan, pero al igual que ellos, nosotros también merecíamos la muerte, pero Cristo nos dio vida. ¿Cuánto más necesitan las vidas de Dios, de una mano amiga que les ayude en sus tribulaciones? y quizá esa buena acción de su parte haga que esa persona venga a los pies de Cristo. Amado hermano déjeme recordarle que es mejor la justicia de Dios, que la humana y que aun cuando sean personas que hagan mal, aun así, merecen nuestra ayuda y de la salvación, la cual debemos llevarles porque Dios así lo manda.

¡Dios le bendiga!

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición