Estar Confiados en Dios.

meditaciones | 23/09/2021 8:50 pm | oasisdesantidad | 78

Por: Angélica Aguirre

Salmos 27:

Aunque un ejército acampe contra mí, No temerá mi corazón;
Aunque contra mí se levante guerra, Yo estaré confiado.

El Salmo 27 fue escrito por David. Él enfrentó muchos peligros antes de llegar a ser rey, situaciones difíciles de superar para cualquier persona, su vida estaba en constante amenaza, sin embargo, él sabía que Dios es mucho más grande que cualquier amenaza. En los primeros versículos de este Salmo vemos la confianza total que David tenía en Dios, fruto de las experiencias de su vida. Él había experimentado el poder salvador de Dios, su ayuda y cuidado en momentos de gran riesgo. Había vivido grandes momentos con Dios, por lo que su confianza en él era absoluta. Sabía que, Dios lo ayudaría en medio de cualquier situación.

En los momentos cuando tenemos problemas, angustias, enfermedades o dificultades, expresamos verdaderamente lo que somos: seres humanos frágiles y necesitados de toda clase de ayudas. Muchos de nosotros creemos tener el poder para enfrentar la vida sin ayudas, creemos que podemos hacer frente a todas las dificultades solos, pero llegan los momentos en que tenemos que declarar nuestra incapacidad, nuestra impotencia, nuestra falta de control de todas las circunstancias y tenemos que aceptar algún tipo de ayuda. David tenía claro quién podía ayudarle a cada instante y por ello dice que, Dios era su salvación y su fortaleza para enfrentar a los poderosos enemigos que siempre tuvo.  Pero David tenía esa convicción por esa relación estrecha relación que tenia con Dios, que hermoso saber que nosotros también podemos tener esa convicción y esa comunión con nuestro Dios, que  aunque tengamos un ejército de dificultades, luchas y pruebas frente a nosotros, no debemos temer porque nuestra confianza está en el Dios Todopoderoso, que nunca ha perdido una batalla, y es en momentos así que, debemos reconocer nuestra total dependencia de Él, y estar confiados, que no nos invada el temor, lo opuesto al temor es la confianza y debemos tener nuestro corazón confiando.

Un corazón confiando que exprese esa alabanza a Dios en todo momento, que este lleno de agradecimiento y alegría porque sabe que los ataques y asechanzas del enemigo serán frustrados y anulados…Sigamos confiando en nuestro Dios Todopoderoso. 

¡Dios te bendiga!

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición