Procura presentarte delante de Dios como obrero aprobado.

meditaciones | 05/07/2021 12:54 pm | oasisdesantidad | 111

Por: Angie de Elington

2 Timoteo 2:15

 Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.

La globalización del comercio ha provocado una inundación de mercados la que crea dudas de la autenticidad de marca y de la verdadera calidad del producto. Hoy más que nunca, cualquier fabricante debe asegurar la calidad de sus productos. El famoso sello de aprobación significa que el producto es auténtico y ha logrado los estándares de calidad que esa marca simboliza. Hace dos mil años atrás, el apóstol Pablo se enfrentó con problemas similares.  Existían maestros falsos en las diferentes iglesias, tratando de hacer publicidad a un cristianismo inferior. Actualmente la situación no es diferente, muchos se dicen llamar hijos de Dios, pero sus hechos los delatan. Viven vidas reprobadas completamente, señalando un cristianismo a su manera, siguiendo la corriente del mundo a través de la popularidad sin mirar que su calidad de cristianos debe estar fundamentada en su vida espiritual y no en cuantos likes  o seguidores tienen en redes sociales.

Su palabra es clara cuando nos dice que es muy necesario presentarnos ante Dios, como un obrero que no tenga nada de qué avergonzarse, que usa la palabra de verdad. Es decir, que no  debe  haber  actividad u ocupación que  nos lleve a dejar nuestro tiempo con Dios, para alimentar la vida espiritual y de esta manera alcanzar los estándares de calidad impuestos por nuestro Creador .

Si hoy te encuentras involucrado en el servicio de la obra de Dios, pero hace tiempo que no sientes su presencia, te invito hacer un alto y si es necesario comenzar de nuevo, pero con la unción y dirección de Dios,  ya que todo lo demás (puestos, nombramientos, cargos, etc.) vendrá en su tiempo y si el Señor lo permite. Procuremos que sea Cristo el primero que nos apruebe, lo demás vendrá añadido.

DIOS TE BENDIGA.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición