Recuerda, la gloria es de Dios.

meditaciones | 07/06/2021 10:58 am | oasisdesantidad | 56

Por: Angie de Elington

2 Corintios 10: 17-18

Mas el que se gloría, gloríese en el Señor;porque no es aprobado el que se alaba a sí mismo, sino aquel a quien Dios alaba.

¿A cuántos de nosotros nos han felicitado alguna vez, ya sea dentro de nuestro trabajo secular por un buen desempeño, o tal vez en la universidad por una buena calificación, etc? Esta acción de las personas  hacia nosotros,  crea una sensación de alegría o quizás satisfacción por el trabajo que hemos realizado.

En la vida cristiana las cosas pueden ser un tanto diferentes. Quizás no encontremos aplausos o felicitaciones, pero servimos a Dios con gran gozo y  alegría;  sin esperar nada a cambio,  porque  nuestra mayor satisfacción es saber que estamos  poniendo un granito de arena para engrandecer el Reino de Dios. Además,  ¿qué  regalo, premio  o tipo de felicitación se podrá comparar con la salvación que Cristo nos ha dado mediante su sangre preciosa derramada por amor hacia la humanidad?

Cuando estés abatido pensando que te esfuerzas y nadie te mira o felicita dentro de lo que haces para Dios, recuerda que la Gloria es de Dios y que es por su misericordia que nos permite servirle y mostrar al mundo su amor. Y si a Él le place te recompensará en público en su tiempo.

Sirve a Dios con ánimo voluntario y cuando estés en la cima con cargo y puestos que te hacen brillar, no olvides de dónde Dios te sacó y en qué lugar te ha puesto, no por tus cualidades, sino por su misericordia. Que te alabe el extraño, y no tu boca; el forastero, y no tus labios. (Proverbios 27:2) ¡Dios te bendiga!

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición