OLOR FRAGANTE

meditaciones | 19/05/2021 4:12 pm | oasisdesantidad | 66

Por. Susana Ramírez

Juan 12: 3

Entonces, María tomó una libra de perfume de nardo puro de mucho precio y ungió los pies de Jesús y los enjugó con sus cabellos y la casa se llenó del olor del perfume.

Nuevamente encontramos a esta bella mujer llamada María, la hermana de Marta y Lázaro una mujer delicada, apasionada y llena de fe, quien siempre aprovechó los momentos de tener a Jesús, para postrarse a sus pies y escuchar las palabras de sabiduría cuando les enseñaba la palabra.

En esta ocasión María, aparece en la escena del Señor Jesucristo, de una manera extraordinaria no llegó a Él, con las manos vacías, al contrario, se presentó con una libra de perfume de nardo puro, que ella había reservado para un momento tan especial. Jesús, estaba en la aldea de Betania, donde le hicieron una cena 6 días antes de celebrar la pascua, eran sus últimos días. Porque le llegaba la hora de ser entregado por Judas Iscariote, apresarlo y ser torturado para ir a la cruz y entregar su vida para la redención y reconciliación de toda la humanidad.

Cantares 1:12 Mientras el Rey estaba a la mesa mi perfume esparció su fragancia.

El Nardo Puro: Es una planta que crece en la India, en los montes del Himalaya de 3000 a 5000 metros de altura.  Su valor representaba el salario de casi un año de trabajo en aquella época. Estaba valorado por más de 300 denarios.

El Alabastro: Era un tipo de recipiente que se utilizaba en esa época para almacenar el perfume.

Para que una persona pobre pudiera comprarlo, debía reunir durante mucho tiempo, además tenía propiedades medicinales ayudaba contra el estrés, insomnio, ansiedad y producía una relajación corporal. Era costumbre en Israel y para los judíos, ungir el cuerpo de la persona muerta, estos eran impregnados con especies aromáticas y aceite. Luego envolvían sus cuerpos en telas, es decir en un sudario.

La presencia del Señor, en casa de Simón (el leproso), se tornó en un ambiente de paz, familiaridad e intimidad cada uno había dado algo. Simón, prestó su casa, Marta, con mucho esmero su servicio, Lázaro, su alegría y regocijo por su nueva vida y mientras todos estaban a la mesa, entró María y ¿sabes lo que hizo? Rompió el protocolo, tomó un vaso de alabastro de perfume de nardo puro de mucho valor y quebrándolo se lo derramo sobre la cabeza a Jesús y ungió sus pies y los secó con sus cabellos y dice la palabra que el olor del perfume llenó toda la casa. ¡Que extraordinario momento!

Entonces Jesús dijo: dejadla, para el día de mi sepultura ha guardado esto. (Juan 12:7)

Así también, el Señor Jesucristo desea ungir, tu cabeza y todo tu ser con el aceite, símbolo de su Espíritu Santo, perfume de salvación que se derramó en la cruz del Calvario, por medio de su sangre preciosa. Llenando toda la tierra del olor del perfume de su gracia salvadora. Permite que tu vida sea un perfume, que destile el aroma de la presencia de Dios y otros también puedan ver la obra de transformación en tu vida.  

(Mateo 26:13) De cierto os digo que dondequiera que se predique este evangelio en todo el mundo, también se contará lo que ésta ha hecho para memoria de ella. ¡Dios te Bendiga!

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición