Las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios.

meditaciones | 03/05/2021 9:45 pm | oasisdesantidad | 30

Por: Angie de Elington

2 Corintios 10:3-6

Pues, aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas,derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo,y estando prontos para castigar toda desobediencia, cuando vuestra obediencia sea perfecta.

Muchos creen que la vida cristiana es un descansar de la lucha que vive el mundo hoy, sin embargo, la realidad es que al convertirnos a Cristo,  no se acaban las luchas y las pruebas, al contrario venimos a ser sometidos a diferentes tipos de situaciones a través de las cuales somos moldeados hasta llegar a la estatura del Varón Perfecto. ¿Será imposible entonces mantenerse firme en los caminos del Señor? Su palabra nos dice en Lucas 1:37 “porque nada hay imposible para Dios.” Y es que no importa la lucha por la cual estemos pasando, pues si nos aferramos a Dios en obediencia, Él nos dará todas armas necesarias para la destrucción de las fortalezas de las tinieblas que batallan en nuestra contra.

Recordemos que aunque estamos en este mundo no estamos sujetos al mismo, y que cada día batallamos, como buenos soldados de Jesucristo contra el maligno, desde nuestra mente, corazón, espíritu y alma; tratando de impedir que las huestes espirituales de maldad ganen terreno en nuestro cuerpo físico. Por eso es necesariotomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes”. ( Efesios 6:13)  ¡DIOS TE BENDIGA!

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición