“Estad quietos y Conoced que Yo Soy Dios”

meditaciones | 27/05/2021 12:29 pm | oasisdesantidad | 92

Por: Angélica Aguirre

Salmos 46:

10 Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; Seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra.

Este es un hermoso Salmo de gran bendición, nos trae consuelo, fortaleza  en estos  momentos en los cuales el mundo entero vive una  continua incertidumbre económica, política, emocional, social. Con frecuencia nos sentimos cansados o angustiados, nos sentimos cargados de ansiedad y temor, afanados por cumplir cada día con las compromisos  y responsabilidades que tenemos;  es allí donde muchas veces olvidamos que no podemos hacerlo todo y muchos menos solos, y que no siempre tenemos el control,  y es en esos  momentos cuando debemos reconocer que  sólo vamos a encontrar en Dios,  la confianza, el descanso y el reposo.

Cuando leemos el versículo 10 de este precioso Salmo, encontramos dos frases imperativas que van juntas» ¡Estad quietos, y conoced que yo soy Dios!” Aquí, la palabra quietos viene de una palabra hebrea que significa «dejar ir» o «liberar.» El significado podría comprenderse mejor al decir: «refrenarse uno mismo o dejar ir.» En otras palabras, necesitamos llegar a un punto en que estemos dispuestos a someternos a Dios y reconocer que Él, tiene control soberano, no confundamos esta frase con quedarnos sin hacer nada en la parte espiritual, nos quiere decir estar quieto y conocer que Él es Dios. Conoced significa, notar, escuchar, aprender; darse cuenta, saber, conocer un hecho o una información específica. Poseer conocimiento sobre algo o alguien,   «Conocer» a Dios significa reconocer y admitir que Él es verdaderamente Dios sobre todas las cosas, y ¿cómo le conocemos?  Le conocemos a través de la oración, del estudio de la Palabra, de buscar experiencias personales, no intelectuales. Estar quieto es confiar en Él, buscarle, alabar y exaltar su Santo y Bendito Nombre.
El Señor nos está diciendo que dejemos de afanarnos, de preocuparnos de vivir con temor, habrán tiempos difíciles de eso estamos seguros, prueba de ello, es la pandemia del coronavirus que se  vive en el mundo entero, sin embargo, Dios no nos ha dejado solos, nos está hablando y recordándonos que Él, es real y verdadero, nuestro refugio en las tribulaciones, nuestra roca inconmovible  y que en ningún momento dejemos de confiar en Él. Dios te bendiga!

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición