EN MANOS DEL ALFARERO

meditaciones | 22/05/2021 9:47 pm | oasisdesantidad | 97

Por: Carmen Díaz de Atencio

Jeremías 18:1-4

Palabra de Jehová que vino a Jeremías, diciendo:2. Levántate y vete a casa del alfarero, y allí te haré oír mis palabras.3. Y descendí a casa del alfarero, y he aquí que él trabajaba sobre la rueda.4. Y la vasija de barro que él hacía se echó a perder en su mano; y volvió y la hizo otra vasija, según le pareció mejor hacerla.

Algunas veces, Dios hablaba a los profetas a través de historias o usaba situaciones para enseñarles algo. En una ocasión, Dios le dijo al profeta Jeremías que fuese a casa del alfarero que ahí le iba   a enseñar algo. Un alfarero es aquel que hace belleza de vasijas y diferentes utensilios de barros con sus manos. Podemos leer en las escrituras que Jeremías llegó a la casa del alfarero; me lo imagino observando como el alfarero limpiaba todo el material sacándole todo lo que no servía y dejando solo lo que necesitaba para comenzar su labor. La vasija de barro que él hacía se echó a perder en su mano; y volvió y la hizo otra vasija, según le pareció mejor hacerla y en ese momento  vino la palabra de Jehová al profeta diciéndole ¿No podré yo hacer de vosotros como este alfarero, oh casa de Israel? dice Jehová. He aquí que, como el barro en la mano del alfarero, así sois vosotros en mi mano, oh casa de Israel.

Lo que realmente Dios quería era que Jeremías entendiera que Él, es como el alfarero, que nos creó de la misma forma que el alfarero a su vasija. Dios es el que nos escoge, nos limpia de nuestros pecados, nos moldea a su imagen y fortalece nuestras debilidades. El barro debe pasar por muchas etapas antes de ser útil. Dios nos pasa por un proceso hasta llegar a ser la vasija que Él quiere que seamos.  Hermano y amigo deposita tu vida en manos del alfarero que es nuestro Dios para que te moldee y te dé forma a su voluntad, para que seas una vasija útil en sus manos. Dios te bendiga. 

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición