DIOS ANDA EN BUSCA DE TI.

meditaciones | 18/05/2021 10:18 am | oasisdesantidad | 84

Por: Jorge Luis Santos

Ezequiel 22:30

Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé.

¿Anda usted en busca de un empleo? ¿Busca algo que al hacerlo le llene de satisfacción? Sé que quizás has pasado mucho tiempo buscando un empleo, pues déjeme decirte que existe una vacante, la cual está reservada desde la eternidad para usted. No se trata de una labor cualquiera, ni mucho menos un ingreso de ganancias que se van tan rápido como llegan, se trata de la vacante para formar parte del ejército de Dios.

Vivimos en una sociedad convulsionada, en la cual predomina el relativismo, y la maldad llena los corazones de las personas. Hoy existe un niño que clama en un hogar a punto del colapso, existe una madre que acaba de perder su bebé, un hombre que hastiado de la vida piensa en el suicidio debido a su adicción al alcohol. El mundo clama por aquellos que lleven un poco de las nuevas de salvación, por alguien que les demuestre del amor de Dios.

Quizá usted piensa que es una labor que requiere de muchas cualidades, pero déjame decirte que no… ¡Dios tan solo necesita un corazón dispuesto y rendido a Él!  Usted no necesita tener títulos universitarios, un léxico robusto, ni mucho menos de una fluidez para hablar. Para Dios todas estas cosas son irrelevantes. Dios no necesita que sea un hombre que nunca haya pecado, ni mucho menos un hombre con grandes facultades físicas, tan solo lo necesita a usted.

Dios se le relevó a Ezequiel, y le dijo que buscaba hombres que se pusieran en favor de la humanidad, que entregaran su vida al ministerio, lo triste del caso es que el verso termina diciendo que no encontró. Desde el inicio a causa del pecado los designios del corazón de los hombres son hacia el mal, y es aquí, cuando la humanidad va rumbo a la destrucción donde Dios lo busca a usted.

Hoy quizás físicamente no tenemos un Noé, que testifique en su generación, quizás no tengamos a un Juan que prepare el camino, ni muchos menos un apóstol Pablo que camine grandes kilómetros para llevar el evangelio; quizás no tenemos un Lutero que escriba 95 tesis reformatorias…Pero si tenemos un José, una María, un Isaac, un Gabriel…lo tenemos a Usted para que sigue escribiendo historias en el registro de los Hechos de la iglesia. ¿Está dispuesto a aceptar el llamado o dejará que las vidas sigan clamando por obreros? Dios te bendiga.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición