“Di a este pueblo que marche”

meditaciones | 14/05/2021 10:52 am | oasisdesantidad | 101

Por: Angélica Aguirre

Éxodo  14:

15 Entonces Jehová dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Di a los hijos de Israel que marchen.

Cuando el pueblo  de Israel salió de Egipto fue dado aviso a Faraón ellos huían, y ahí el faraón decidió ir a buscarlos, cuando el pueblo de Israel se enteró  que el faraón venía tras ellos se desesperaron y tuvieron gran temor y clamaron a Jehová, pero también murmuraron y aun así,   el Señor les envía ese mensaje de fortaleza y de ánimo.  Dios libró a su pueblo para que marchara. Él liberta al alma del hombre para que marche. Si queremos avanzar en la vida espiritual tenemos que marchar. Sin duda que uno de los milagros más gloriosos que registra el Antiguo Testamento es el cruce a pie del mar rojo, por parte de Israel, y con ello la muerte del ejército egipcio.

A veces nos llegan situaciones difíciles a nuestras vidas cuando pensamos que hemos salido de un problema y de repente vemos que se levanta un ejército y  si miramos adelante vemos el mar infinito y es allí donde nos llega es palabra que nos dice dile a mi pueblo que marche, que avance, que no se detenga, no importa cuán oscuro se vea el panorama debemos seguir adelante, confiando en que Dios va delante de nosotros como poderoso gigante, él nunca nos abandona, cuanto más grande es el problema, Él está allí para ayudarnos y resolver cualquier circunstancia.  

Es  maravilloso que en medio del temor, las dudas y las quejas, surja una confianza como la Moisés. Él aparece en esta escena como un hombre inconmovible; con una fe inquebrantable porque sabía quién era Jehová. Todavía estarían muy vivas las palabras cuando en su llamado le había dicho «Yo soy el que soy»; de esta manera le conoció, pero también por su poder extraordinario, manifestado por medio de las plagas destructivas, es un digno ejemplo a imitar. La orden que Dios dio a Moisés en aquel entonces, es la misma para la iglesia de hoy. «Di a este pueblo que marche«, debe ser nuestra consigna siempre. Hemos sido salvos para marchar. ¡Dios te bendiga!

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición