“Nada es Difícil para Dios”

meditaciones | 15/04/2021 2:44 pm | oasisdesantidad | 30

Por: Angélica Aguirre

Jeremías: 32

27 He aquí que yo soy Jehová, Dios de toda carne; ¿habrá algo que sea difícil para mí?

En este capítulo encontramos al Profeta  Jeremías encarcelado, el rey Sedequías lo había puesto en prisión porque  aconsejaba que se rindieran ante el ejército babilónico, con los babilonios frente a los muros de la ciudad, el futuro era incierto y vemos al profeta comprando una propiedad en Anatot, que manera de demostrar su confianza y obediencia a Dios, él obedeció aunque  no le parecía lógico y por ello le formula una pregunta a Dios; no hay nada malo en preguntar por qué. Si tenemos alguna duda o una pregunta, hablemos al Señor de ella. Eso es lo que Él quiere que hagamos. Mientras el profeta decía que confiaba en el Señor, estaba lamentándose, quejándose y preguntando por qué. Seamos honestos como Jeremías. El obedeció al Señor, pero admitió sus dudas, presentándolas ante el Señor en oración y es aquí donde recibe la repuesta que vemos en este versículo 27.

Esta palabra nos hacen sentir tranquilos ante la adversidad, nos hacen descansar en medio de la tribulación, nos  hacen mantener la esperanza de que Él, todavía no ha dicho la última palabra. Quizá hoy te encuentras en un episodio en donde tu fe mengua al ver las circunstancias que te rodean, quizá sientes que eso que se te ha presentado es imposible de cambiar o de superar, pero no dudemos del poder de Dios, no creas que algo puede ser mayor que el poder soberano y transformador de Dios. ¿Habrá algo difícil para Dios?, ¡No lo hay!, ¡No existe nada difícil para Dios! Por lo tanto tu fe en su poder puede llevarte a ver las cosas que quieres ver, porque el poder de la fe mueve montañas, el poder de la fe cambia panoramas, transforma, pero sobre todo hace maravillas.

Confiemos en Dios aunque el panorama sea incierto, a veces olvidamos que a nuestro lado está el Poderoso Gigante, el que gobierna  todo y es soberano,  cuando confiamos y reconocemos que Él todo lo puede, es en ese escenario donde vemos las grandes respuestas  y los resultados que necesitamos y esperamos. La Palabra de Dios nos dice que para Él, no hay imposible y que al que cree todo le es posible, entonces tomemos esas promesas, sigamos creyendo y confiando en Dios,  aunque muchas veces no entendemos el presente, Él nos da las respuesta en el momento oportuno, Ni Antes, Ni después…Dios te bendiga!

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición