Por: María de Díaz

meditaciones | 12/03/2021 12:19 pm | oasisdesantidad | 80

“En tu mano, están mis tiempos”

Salmos 31:15

En tu mano están mis tiempos; líbrame de la mano de mis enemigos y de mis perseguidores.

 Cuando miramos que el tiempo que tenemos para vivir en esta tierra es corto, y que a veces no lo sabemos valorar, tenemos que volvernos a Dios para que Él lleve nuestros tiempos en su mano. El salmista estaba pasando un tiempo difícil, perseguido por sus enemigos declara estas palabras; no por salir del paso, sino porque él había vivido en las etapas de su vida, protegido por las manos de Dios, él sabía que era un lugar seguro.

El estar en las manos de Dios, no significa que no vamos a pasar por momentos duros, pero sí me asegura que de su mano nadie nos podrá arrebatar, y que pasarán los tiempos, donde Dios nos asegura su protección divina.  

Hoy podemos decir: Señor todo lo dejo en tus manos, mi vida, mi familia, mis bienes, mis días, sigue tomando mi mano, y líbrame de los enemigos que persiguen mi alma, amén.

Dios te bendiga.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición