EL ALFARERO

meditaciones | 02/03/2021 11:04 am | oasisdesantidad | 129

Por: Edgardo Concepción

Jeremías 18:3-4

Y descendí a casa del alfarero, y he aquí que él trabajaba sobre la rueda. Y la vasija de barro que él hacía se echó a perder en su mano; y volvió y la hizo otra vasija, según le pareció mejor hacerla.

 El salmista nos da una palabra que nos hace pensar en lo seguro de estar en las manos de Dios cuando nos dice “con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro” y es que nunca estamos más seguros que cuando estamos “bajo la sombre del Altísimo”,  pero qué hay cuando estamos caminando con Dios y haciendo las cosas de corazón con las mejores intenciones de agradar a Dios, y parece que el Señor está más distante de nosotros. En el pasaje del alfarero, somos  esa materia prima con que ese artesano trabaja, somos la materia que ese diseñador divino tomó con sus manos, y que estamos esperando ser formados en una vasija según nuestros deseos o pensamientos y que de pronto nos echamos a perder y surgen preguntas: ¿Cómo es que estoy haciendo las cosas con todo el deseo de servir a Dios y no me salen bien las cosas? Es allí cuando en el silencio del Padre creador quien tomó barro y formó al primer hombre, nos toma a nosotros y uniendo las partes resquebrajadas y que para cualquier otro sería un material inservible, es allí cuando mi Dios en su transformador silencio vuelve a tomar cada parte y crea una nueva vasija hermosa; pero ahora según su deseo. Hoy si estás pasando por alguna dificultad dale a Dios que tome tus partes y te dé nueva forma, para salir de ese proceso con una nueva imagen de gloria. “Porque tu marido es tu hacedor Jehová de los ejércitos es su nombre”. Dios te bendiga.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición