¡Cuán inmenso amor de Dios!

meditaciones | 01/03/2021 1:01 am | oasisdesantidad | 29

Por: Angie de Elington

Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, que seamos llamados hijos de Dios: por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoce a Él.

1 Juan 3:1.

Muchas veces vienen a nuestra mente las preguntas: ¿Por qué nacimos? ¿Para qué estamos en este mundo? ¿Vale la pena sacrificarnos tanto?

La vida comienza a tener sentido cuando dejamos a un lado los cuestionamientos y comprendemos que Dios nos amó y nos creó para pertenecer a su reino perfecto de paz y luz.

Es muy profundo describir el gran amor de Dios,  tanto que el profeta Isaías lo compara con el amor de una madre. ¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, yo nunca me olvidaré de ti.” (Isaías 49:15).

¡Impresionante amor! Hemos sido transformados por ese amor, no somos iguales y por más dificultades que tengamos siempre hay esa esperanza fiel en nuestro amado Salvador y Señor, Él nos ha dado la victoria. Para poder acogernos a el sentimiento divino que motiva a Jesús a salvarnos debemos tener una FE que sobrepasa el entendimiento y que solo procede de un corazón vivo espiritualmente. Amigo y hermano, ¿has meditado en ese profundo, grande, sencillo, inmensurable y contagiable amor de Dios?

No hay ser humano que no pueda disfrutar de su salvación, solo que no todos la aceptan o la valoran, muchos la desconocen y aquellos que la tenemos muchas veces no la cuidamos como deberíamos. Pudiera escribir sobre este tema innumerables líneas, porque cada minuto que vivimos es evidencia de que Dios es real y su amor se ha derramado en nuestros corazones, pero me resta resumir este regalo tan grande en la frase del Apóstol Juan “Mirad cual amor nos ha dado el Padre de ser llamados hijos de Dios”. Somos hijos, no bastardos, somos herederos y vencedores.  ¡Comparte ese gran amor de Dios a un mundo que lo necesita!  ¡Dios te bendiga!

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición