Un yugo de libertad

meditaciones | 12/02/2021 2:24 pm | oasisdesantidad | 90

Por: Dámaris de Concepción

Mateo 11:29-30

Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

En la vida hay muchos beneficios que no valoramos hasta que los dejamos de percibir, uno de ellos es la libertad. El apóstol Pablo nos aconseja “no os unáis en yugo desigual”,  un consejo que se debe llevar a la práctica y así no unirse o compartir con alguna persona que pueda influenciar negativamente nuestra vida. Cada uno de nosotros está escondido en Dios y esto nos dice que ahora estamos separados del mundo y unidos a Dios. En el momento que nosotros nos unimos a alguien de manera voluntaria, esa persona puede causar en nosotros algunos cambios en nuestra personalidad. En el pasaje que hemos citado, vemos que son las palabras del Señor Jesús que  nos aconseja “llevad mi yugo sobre vosotros”,  ser un poco contrario que se hable de la libertad y seguido el Señor nos diga “lleva mi yugo” y es que el yugo era una pieza de madera que se ajustaba a una pareja de bueyes para unirlos a un carruaje o a un arado. El Señor nos invita a tomar su yugo sobre nosotros y aprender en este caso,  es dejarnos guiar ya que en una yunta de bueyes siempre había un animal que dominaba y justamente es lo que Cristo quiere en este día, que abandones tu propia voluntad y someterte a los designios de Dios, colocando ese yugo de unión a Cristo en nuestros corazones, así hallaremos descanso para nuestras almas “alma mía, en Dios solamente reposa, porque de Él es mi esperanza” antes el yugo representaba una esclavitud pero ahora nos muestra el camino seguro, ese conocimiento que solo pudo darnos el Maestro y me dice que ya no llevamos ese pesado yugo del pecado, ahora llevamos un yugo que nos hace sentir ese descanso en el alma; porque su carga es ligera. Hoy si estás desanimado y te sientes abrumado, puedes hacer una oración y pedir que Cristo entre en tu  corazón y lleve tu carga. El Señor Jesús está esperando para transformar el pesado equipaje en ligera carga, no esperes más y entrega tu equipaje a Él. Amén. Dios te bendiga

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición