UN ENCUENTRO CON DIOS.

meditaciones | 13/02/2021 3:44 pm | oasisdesantidad | 67

Por: Anagreey Domínguez.

Génesis 32:24-25

Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba. Y cuando el varón vio que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba.

Al encontramos con Dios, nunca seguiremos siendo igual, no se podrá seguir en la misma condición, siempre sucederá algo en nosotros, que muestre que hemos estado en comunión con Él. En la palabra encontramos hombres que sus vidas, sus ministerios fueron marcados por tener experiencias con Dios, y estos  fueron de ejemplo en la antigüedad y hasta el  día de hoy lo sigue siendo.  

Un Abraham que se encontró con Dios en el encinar de Mamre, allí se le dio la promesa de aquel hijo que traería gozo a su vida; a un Moisés que estando en el Monte Sinaí, cuarenta días y cuarenta noches ayunando, se les dio las tablas de la ley y su rostro resplandecía, después que hubo hablado con Dios, otro ejemplo es el apóstol Pablo que yendo de camino a Damasco para seguir persiguiendo cristianos, repentinamente le rodeo un resplandor de luz del cielo que cambió el rumbo de su vida, mostrándole el verdadero evangelio y de perseguidor ahora es llamado el apóstol de los gentiles y predicó por toda Asia; a un Isaías, que en el año que muere el rey Uzías, su familiar, dice que ve al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo.  Fue allí donde su visión de Dios se amplió, trajo limpieza y fue unos de los mayores profetas que registra las escrituras, y que profetizó del Mesías prometido.

El nombre de Jacob significa usurpador, había mentido, hecho trampa, engañado a su hermano Esaú y a su padre. Pero también él había sido engañado, y en un momento que regresaba a casa y debía encontrarse con su familia, reconoció que no podía llegar siendo el mismo, necesitaba encontrarse con Dios. En Bethel es donde decide quedarse a solas con Dios, esta es la mejor manera para encontrarse con Dios. Mucha gente tiene miedo quedarse o andar solo, los hombres de Dios siempre buscan la soledad para tener encuentros con Dios, para ser más capaces, más fuertes, para tener más comunión con Dios. Ya antes Dios le había hablado allí, pero esta vez se le aparece y le da una promesa grande “la tierra en que estás acostado te la daré a ti y a tu descendencia”;   fue un encuentro cara a cara y Jacob lucho por recibir una bendición y su vez le dejó una evidencia de su presencia física, tocó el sitio del encaje de su muslo y este se descoyuntó. Quedando Jacob con esa evidencia de su encuentro con Dios y el cambio de su nombre de usurpador a “el que lucha con Dios”

Encontrémonos a solas con Dios, digámosle que nos trasforme a Su imagen, a Su plan, que nos molde, que Él sea el alfarero y que nosotros somos ese barro que hay que darle forma y que haga Su voluntad en nuestras vidas. Dios te bendiga.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición