EL EVANGELIO, PODER DE DIOS.

meditaciones | 06/02/2021 1:07 am | oasisdesantidad | 122

Por: Anagreey Domínguez.

Romanos 1:16

Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío, primeramente, y también al griego.

El apóstol Pablo escribe esta carta a los Romanos y este texto en particular para todos los cristianos que amamos a Dios, ha sido una gran realidad y de bendición a nuestras vidas. Hemos experimentado ese poder que sobrepasa nuestro entendimiento finito y podemos hablar de ello con total certeza, de ese evangelio de poder que llegó a nosotros en poder del Espíritu Santo y por su bendita Palabra.

Las Escrituras presentan diversos ejemplos de hombres que han sido transformados por el poder salvador del evangelio de Jesucristo y predicado por los apóstoles. Un Zaqueo cobrador de impuestos, jefe de publicanos, rico; queriendo llegarse a Jesús por medio de sus métodos; pero hubo un cambio cuando Jesús trato con él, Zaqueo le dio la bienvenida a su casa, pero también en su corazón. Un Filemón, que tenía como esclavo a Onésimo; pero este le defraudó y huyó lejos de él, Pablo le escribe una carta a Filemón, tomando el papel de abogado intercesor a favor de Onésimo, que perdoné, que lo reciba como a un hermano y lo más importante es que a pesar de tener comodidades y riquezas, Filemón amaba al Señor y le servía con todo lo que tenía. Y el ejemplo más evidente lo encontramos bajo la propia mano del apóstol Pablo cuando escribe sobre sí mismo en la epístola a los Filipenses en el capítulo 3 verso 6,  “en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible”, el mismo Pablo había experimentado ese poder transformador camino a Damasco, un cambio de rumbo, de vida, de pensamientos, de acciones, de creencias.

El verdadero evangelio es el que te lleva a Jesús, el autor y consumador de la fe, a la reconciliación con el Padre, le da esperanza al pecador, cambia el corazón del hombre, nos lleva a una comunión con Dios. Nos muestra lo efímero que es el mundo y aquel que conoce a Dios no se aferra a las cosas que le ofrece el mundo que son pasajeras, sino que se aferra a Cristo, porque las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas. El evangelio tiene el poder de hacer una “nueva criatura” a un pecador que no parece tener esperanza no solo para la eternidad sino también para el presente. Si usted ha experimentado ese poder, ame el evangelio, practique el evangelio y predique el evangelio de Jesucristo.

Dios te bendiga.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición