¿Qué dirìa Dios de ti, si te ve hoy?

meditaciones | 10/01/2021 12:14 am | oasisdesantidad | 71

Por: Adaris Franco de Bautista.

Jeremías 17:9-10.

Engañosos es el corazón más que todas las cosas , y perverso ¿Quién lo conocerá?. Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según si camino, según el fruto de sus obras. «.

La Biblia dice que el corazón es el culpable de lo que somos. De nuestro corazón sale toda clase de pensamientos y actitudes. Es imperativo que como discípulos de Cristo, debemos de cuidar  nuestro corazón, para mantenerlo sensitivo y abierto a la Palabra de Dios. Conociendo la naturaleza del corazón, debemos de arraigarnos al evangelio y permitir que Dios purifique nuestro corazón a través de la sangre de Cristo, mediante la obra del Espíritu y la Palabra viva de Cristo.  Para cualquier individuo saber si alguien le está mintiendo se hace una tarea difícil o imposible. Pero para Dios no. Él sabe absolutamente todo de todo y de todos. No hay nada oculto que se le pueda escapar. Dios examina nuestra mente, sabe todo lo que pensamos y sentimos incluso antes de que dichos pensamientos e ideas nos vengan a la mente. Y nos pone a prueba para que por medio de las conductas y obras de cada uno se manifieste la verdadera intención de la voluntad. Después de esta valoración Dios da a cada cual lo que se merece en justicia. Veamos un caso en la Biblia, muy conocido Juan 1:47 Cuando Jesús vio a Natanael que se le acercaba, dijo de él: He aquí un verdadero israelita en quien no hay engaño. Le dijo Natanael ¿De dónde me conoces? Respondió Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi. Le estaba diciendo en pocas palabras ya te examiné ya se quién eres, ahora veamos un ejemplo de la actualidad. mo estamos en un tiempo de cultos  virtuales, qué haces cuando se está predicando la Palabra de Dios, está tu celular o computador encendido solo para que vean que estás ahí, solo por llenar un cumplido;  entienda algo hoy, este es el  momento en que todo en nuestra casa se debe detener y llenar nuestra vida de ,  ser ministrados y dejar que Dios haga de ti un hombre y una mujer estable ante su presencia. Si pro­ce­demos de la forma incorrecta, en­ton­ces te en­ga­ñas a ti mis­mo. San­tia­go 1:26 ad­vier­te que quien ha­ce tal co­sa “en­ga­ña su co­ra­zón, la re­li­gión del tal es va­na.”  DIOS TE BENDIGA.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición