PASA Y AYÚDANOS

meditaciones | 12/01/2021 2:55 pm | oasisdesantidad | 60

Por: Edgardo Concepción

Hechos 16:9

Y se le mostró a Pablo una visión de noche: un varón macedonio estaba en pie, rogándole y diciendo: Pasa a Macedonia y ayúdanos.

 El Espíritu Santo, la tercera persona de la trinidad está en medio de nosotros, consolándonos y no solo eso, también inyectando ánimo en medio de las dificultades, él no es insensible al clamor que está viviendo en estos días la humanidad. En este pasaje vemos como era necesario seguir extendiendo el reino y Pablo así lo había dispuesto en su corazón, predicando el evangelio de ciudad en ciudad y el Espíritu Santo reformó los planes de Pablo, mostrándole una visión de noche que el apóstol no podía ignorar. Macedonia sería la puerta para la evangelización de Europa. Los macedonios, llegaron a ser la gloria de Grecia, pero en ese momento se habían convertido en “personas de segunda clase” muchos hombres habían muerto en guerras, siendo un  lugar  propicio  para los asentamientos de  los militares romanos. Pablo no llegó directamente a una sinagoga como tenía por costumbre, ya que mucha población se consideraba romana y por esta razón había pocos judíos, por esto él buscó un lugar en las afueras de la ciudad para orar. Macedonia se había convertido en una mezcolanza sin tener claro quiénes eran. La  mezcla  de circunstancias había convertido a la provincia muy frágil y vulnerable en todo: físicamente muy lejos de Roma, culturalmente muy lejos de Grecia y espiritualmente muy lejos de Dios; era un lugar sin una identidad propia. Por eso, cuando Pablo llega y les comparte el evangelio, la ciudad experimenta un cambio, una nueva condición y esa visión del varón macedonio diciendo a Pablo: Pasa a Macedonia y ayúdanos, era el Espíritu Santo diciéndole al varón de Dios, que en esa ciudad había una necesidad y que le era necesario visitarla. El Espíritu Santo sigue de manera activa hablando al pueblo de Dios y motivando a que oremos por la necesidad de otros y queremos que el Espíritu  te ministre hoy y sientas la necesidad de alguien que hoy clama y desea que ores por sus problemas y Dios en la persona del Espíritu Santo hará milagros. Es necesario que por momentos escuchemos lo que el Espíritu nos está hablando y levantarnos para obedecer la voz del Espíritu Santo de Dios. Amén. Dios te bendiga

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición