LA VERDADERA ESPERANZA

meditaciones | 02/01/2021 8:19 am | oasisdesantidad | 121

Por: Anagreey Domínguez.

Job 11:18

Tendrás confianza, porque hay esperanza; mirarás alrededor, y dormirás seguro.

Esperar nos habla de permanecer quietos, hasta que algo suceda, desde el punto de vista bíblico, es una virtud y para los creyentes siempre está basada en Dios y sus promesas, en otras palabras, es la expectativa de aquellas cosas que por la fe creemos y han sido claramente prometidas por Dios. Existen muchos ejemplos en la Biblia de hombres que confiaron en aquella promesa dada por Dios y decidieron tener esperanza hasta que se cumpliera lo prometido. Un Abraham que creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho, a un David que pronunciaba con sus labios “más yo esperaré siempre, y te alabaré más y más.” Un Job que en medio de su inmensa prueba logro decir he aquí, aunque Él me matare, en Él esperaré.

La esperanza está ligada a la fe, que es actuar conforme a la voluntad de Dios, es vivir con la certeza de que Dios tiene el control de todo y vivir convencidos de que si nos rendimos a Él, será nuestro apoyo incondicional.

En este pasaje nos habla de aquella fe que tiene como resultado esa esperanza, en la vida hay momentos difíciles donde pareciera que todo terminará. Situaciones inesperadas, que vienen a nuestras vidas y nos sacuden poniéndonos al borde de un colapso y podrá el enemigo agitar nuestra barca, como las olas agitan un velero y lo hacen estrellar contra las rocas, pero tenemos que confiar y seguir esperando en aquellas promesas dadas por nuestro Creador. En medio de nuestras preocupaciones y desesperaciones, el Señor nos dice que no perdamos la confianza, pues todavía hay esperanza, Dios tiene y tendrá el control de todo. Y que, aunque la visión tardará aún por un tiempo, más se apresura hacia el fin, y no mentirá; aunque tardare, espéralo, porque sin duda vendrá, no tardará.

EL SEÑOR ES MI CONFIANZA Y EN ÉL ESTÁ PUESTA MI ESPERANZA.

DIOS TE BENDIGA.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición