Vosotros sois

meditaciones | 19/12/2020 2:16 am | oasisdesantidad | 95

Por: Dámaris de Concepción

Mateo 5:13

Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.

Cada persona cuando llega a los caminos de Dios se hace algunas preguntas como: ¿en qué podré servir dentro de la obra de Dios? o ¿para qué me llamó Dios?, y es que Dios tiene un plan específico para cada uno de nosotros y en algunos casos un poco difíciles, por ejemplo está el caso de Jeremías que fue llamado desde el vientre de su madre “Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones” el mensaje de Jeremías no fue fácil de entregar y la Biblia nos da otros ejemplos de hombres que fueron llamados para cumplir tareas puntuales, en el caso de Jonás cuando Dios le dijo: “Levántate y ve a Nínive, aquella gran ciudad y pregona contra ella; porque ha subido su maldad delante de mí” pero el llamado a tareas específicas no es el de la mayoría, esto no quiere decir que Dios no tenga un plan importante para los más. Lucas nos dice en el capítulo 10 que el Señor designó a un grupo de 70 y los envió de dos en dos delante de él a toda ciudad y lugar adonde él había de ir, este grupo de 70 no fueron de los más cercanos pero tenían ganas de seguir y obedecer al maestro, entendiendo que fueron llamados para cumplir un plan divino y estos mismos 70 al regresar con gozo, daban testimonio de las grandes maravillas que pudieron presenciar y como hasta los espíritus se sujetaban al nombre del Señor. Cuando nosotros entendemos que “Somos la sal de la tierra” nos enfocamos en el objetivo divino y es que como Cristo envió a este grupo de 70 hombres, para que fuesen delante de él a toda ciudad y lugar donde él había de ir, así hoy nos está enviando un mensaje a nuestro corazón diciendo “Vosotros que sois la sal” salgan y den sabor a este mundo que no tiene esperanzas. Hoy con más urgencia que nunca tenemos que ir a toda ciudad anunciando que hay esperanza de vida y que detrás de nosotros viene el Señor. Iglesia tú eres la portadora de esa sustancia que cambiará al deprimido y le dará el gozo de vivir, no te canses porque si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? procura hoy ser aquel hombre o mujer que de gusto con su presencia, y no perder tu enfoque y terminar siendo hollada por los hombre. “Vosotros sois la sal de la tierra”

Dios te bendiga

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición