LA UNIDAD DEL ESPÍRITU

meditaciones | 26/12/2020 12:03 am | oasisdesantidad | 117

Por: Anagreey Domínguez.

Efesios 4:1-3

Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz

El apóstol Pablo escribe esta carta a los santos y fieles en Cristo Jesús de la iglesia en Éfeso, su propósito era enseñarles acerca de situaciones que se daban entre los judíos y gentiles convertidos y de temas puntuales, como la humildad, la mansedumbre, la paciencia y la unidad en el Espíritu, aunque estaba preso por la causa de Cristo, nada le limitó para expresar su propósito principal, que era ayudar a esos conversos gentiles a progresar en su conocimiento espiritual de Dios y a promover la humildad y la unidad.

Al convertirnos el Espíritu Santo produce en nosotros esa unidad y venimos a formar parte del cuerpo de Cristo, Él ha puesto a todos los creyentes en una unión vital con Cristo. Estamos hechos un miembro del cuerpo del cual Cristo es la cabeza viviente, el apóstol Pablo nos habla de esforzarnos por mantener esta unidad. Ya que muchas veces se ve afectada por diferencias personales, gustos y problemas que tienden a separarnos, pero la unidad espiritual de su cuerpo es mayor que todo eso. Hemos entendido que el amor es la característica suprema del cristiano, este hablara por nosotros, debemos reflejar el amor de Dios en medio de nosotros, para que mundo pueda ver esa unidad plena. Debemos esforzarnos, apresurarnos, ser diligentes en hacer algo al respecto de la unidad del Espíritu.

Pablo en este pasaje les exhorta a andar en humildad que es el mayor paso a la unidad, Cristo es el más grande ejemplo de humildad, a mantenernos en mansedumbre, que además de ser parte del fruto del Espíritu Santo habla acerca de la docilidad y suavidad de nuestro carácter, a ser pacientes, a soportarnos, ser compasivos a mantener el amor, que como se dijo anteriormente es la característica suprema del cristiano, y sobre todo a esforzarnos por mantener esa unidad en el Espíritu. La iglesia tiene la responsabilidad de mantener esa unidad, porque es un solo cuerpo, tiene un solo Espíritu, posee una sola esperanza, un solo Señor, atesora una sola fe, un solo bautismo, tiene un solo Dios y Padre de todos. En los tres primeros versos de este capítulo 4 de Efesios ha dado importancia en mantener o preservar en unidad. Hagamos todo lo posible por mantener la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.  Dios te bendiga.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición