LA ESTABILIDAD PARA BRILLAR EN EL PROCESO

meditaciones | 30/12/2020 12:46 am | oasisdesantidad | 92

Escrito por: Susana Ramírez

Isaías 28:16

Por tanto, Jehová el Señor dice así: He aquí que yo he puesto en Sion por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere, no se apresure.

La palabra estabilidad viene del latín “stabilitas” que traduce “cualidad de estable”. Cuando Isaías profetiza en este versículo refiriéndose a la persona de Cristo, en quién se centra la profecía y el cumplimiento de ella. Nuestro Señor Jesucristo; se constituye en el fundamento y esperanza de estabilidad para el pueblo de Israel, colocada en el monte de Sion o monte de Dios, de donde viene la fuente de nuestra salvación. Es una piedra probada en todas las esferas de la vida humana, en Èl no se halló nada indebido fue molido, escarnecido, vituperado, flagelado y crucificado cumpliendo la voluntad del Padre, presentado como una piedra aprobada en el cielo y en la tierra, con un carácter firme capaz de sostener su iglesia, siendo la base que da soporte a toda la estructura y edificación del cuerpo de Cristo. No obstante, es la piedra angular que une toda la edificación y soporta todo el peso de la construcción, es una piedra preciosa a los ojos del Padre y de todo aquel que lo vea y lo reciba como salvador. “La estabilidad es poder mantener el equilibrio bajo cualquier circunstancia para brillar en medio del proceso”.

La estabilidad es esencial en muchos aspectos de la vida, como cristianos debemos entender que en la palabra podemos encontrar el equilibrio y el balance de nuestra estabilidad física, emocional, espiritual, familiar, económica, laboral etc. También es importante tener claro que para que haya estabilidad, debe haber primero rompimiento, quebrantamiento, turbulencias, y estremecimiento en el plano físico y espiritual. Como mujeres espirituales estamos llamadas a levantar nuestra propia edificación y para ello, será necesario que apliquemos los fundamentos y los principios que el Señor nos ha dejado en su palabra.  Las mujeres que edifican necesitan de:

  • Sabiduría y Temor a Dios: para levantar las bases de tu edificación necesitas el material de la sabiduría esta vendrá acompañada de temor a Dios. Una mujer temerosa será guida, por el Espíritu Santo para dar estabilidad a su esposo, hijos y a todo lo que le rodea. (Prov 14:1).
  • Diligencia: esta virtud te permite combatir la pereza y accionar en la visión para alcanzar las metas que anhelas. También te hace responsable ante Dios a la hora de dar cuentas.
  • Prudencia: para tomar decisiones en todas las áreas y hablar en el momento adecuado.
  • Amor: para mantener unida a la familia en ese vínculo perfecto de paz, armonía y seguridad.
  • Oración y Ayunos: para tener discernimiento espiritual y rechazar toda obra contraria en tu familia, además para ser una antorcha encendida que alumbra en medio de las tinieblas.

“La mujer sabia edifica la casa; más la necia con sus manos la derriba”. Si deseas pasar al 2021, a otro nivel espiritual reflexiona y medita como están esos fundamentos y el terreno donde tienes tu casa, si la edificaste sobre la arena o sobre la Roca que es Cristo el Señor. Es allí, donde encontrarás la estabilidad en cada área de tu vida, para brillar en el proceso mientras construyes; él es la piedra del ángulo que desecharon los edificadores. ¡No la deseches tú también!  Dios te bendiga.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición