Una ciudadanía celestial

meditaciones | 03/11/2020 6:04 pm | oasisdesantidad | 46

Por: Edgardo Concepción

Filipenses 3:20

“Más nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo”

 Hoy 3 de noviembre, Panamá cumple 117 años de vida republicana y en distintas partes del mundo vemos como se hace honor a este evento y un sentimiento de alegría y pertenencia invade nuestro interior al escuchar las notas sublimes de nuestro himno nacional entre otras muestras de cariño que noviembre tras noviembre revive en cada panameño. 

 El país donde nacemos nos identifica y nos brinda una ciudadanía. La familia de José vivió en Gosén (tierra de Egipto pero no eran de Egipto) y por algún tiempo sintieron una tranquilidad que nunca antes experimentaron y es así que pasado un tiempo la misma tierra que ellos veían como una tierra de bendición y donde no le faltaba nada vino a ser un sector carcelario para todo su pueblo. 

 Hoy podemos experimentar algunos momentos de alegría pero no olvidemos lo que nos dijo Pablo “más nuestra ciudadanía está en los cielos” y esta es la esperanza que debe mantener todo creyente y saber que el mundo hoy nos puede brindar ayuda, extendernos la mano y es ese mismo mundo quien mañana nos perseguirá por nuestra “fe” así que no esperemos que el mundo acepte quienes somos ya que nuestra ciudadanía está en los cielos, que es de donde pertenecemos desde el momento que aceptamos a Cristo como nuestro salvador y decidimos vivir para Dios.

  En momentos que sientas que nadie te entiende y que el mundo se te viene encima, recuerda que nuestra ciudadanía está en los cielos y levanta una conversación con tu interior como lo hizo el salmista al decir “¿Por qué te abates, oh alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, salvación mía y Dios mío”. Nuestro final, nuestra meta está en los cielos y para eso vivimos y eso esperamos como nos afirmó el apóstol “prosigo a la meta al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús”

 Sigue confiando y viviendo para Dios, recuerda que somos ciudadanos del cielo.

Dios te bendiga.

Los comentarios están cerrados.

meditaciones 32
meditaciones 17
meditaciones 24
meditaciones 41
¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición