Respirando la gracia

meditaciones | 17/11/2020 8:27 pm | oasisdesantidad | 52

Por: Edgardo Concepción

Filemón 1:25

“La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vuestro espíritu. Amén.

 Si viviéramos conscientes de que la cruz es suficiente para guiarnos a una correcta relación con Dios, entonces emanaremos la gracias de Dios en forma tan natural como el dióxido de carbono, cuando exhalamos. Una vida llena de gracia es aquella que enaltece a Cristo,  por sobre todas las cosas del mundo. Si supiéramos tomar a Cristo como nuestra esperanza, dejando atrás a nosotros mismos, al proyecto de inversiones, a hijos exitosos, a la casa o a los bienes, incluso el éxito ministerial, entonces nos ocurrirá algo muy especial. En realidad, es muy penoso que yo lo tenga que catalogar como algo “especial”. Esto es porque aparenta ser especial porque no nos ocurre con frecuencia. Como son pocas las personas que llevan una vida plena de la gracia de Dios, lo que debiera ser algo tan natural como la respiración, es visto como algo especial. “Respirando la gracia” es una característica natural de la vida cristiana. Al menos tendría que ser así. Debemos recibir y emanar la gracia de Dios. Así como una vez inhalado el oxígeno, no podemos dejar de exhalar, cuando nosotros estemos llenos de su gracia, nos será imposible no emanar de ella.

 De esta misma manera, nuestra vida cambiará cuando permitimos que la gracia circule libremente en nuestra vida. Y traerá como efectos secundarios que esa gracia rebose de nosotros para llegar también a nuestro prójimo. Respirar la gracia es un resultado natural de aquel que se enorgullece de la cruz.

 En este día pido a Dios que su gracia te llene a tal punto que te trastorne y transforme a otros.   Dios te bendiga

Una respuesta a “Respirando la gracia”

  1. Cristian Avila dice:

    Amén!

meditaciones 33
meditaciones 17
meditaciones 24
meditaciones 44
¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición