¿Con qué nombre conoces tú a Dios?

meditaciones | 14/11/2020 7:53 pm | oasisdesantidad | 33

Por: Anagreey Domínguez.

Oseas 12: 5 – 6

Mas Jehová es Dios de los ejércitos; Jehová es su nombre. Tú, pues, vuélvete a tu Dios; guarda misericordia y juicio, y en tu Dios confía siempre.

A través de los tiempos, podemos ver por medio de las Escrituras diferentes nombres o adjetivos que se le atribuyen al Creador, los hombres que experimentaron su gracia, le adoraron con ciertas cualidades que nosotros podemos estudiar y analizar, lo describían de acuerdo a aquellas experiencias vividas y dependiendo de cómo se manifestaba su amor hacia ellos, podemos citar numerosos ejemplos como en Génesis allí miramos que aparece como el Creador de todo, y la primera promesa de redención, en el libros de Éxodo aparece como el Cordero pascual, el que nos sacó  de tierra extraña y nos libra de la esclavitud, en el libro de Levítico como nuestro Sumo Sacerdote, en Número como la columna de nube y la columna de fuego, en Josué como el capitán de nuestra Salvación, en Jueces como nuestro Juez, en Ruth como nuestro pariente redentor, en Oseas como el esposo eterno, en Romanos como nuestro Justificador y en Apocalipsis como el Rey de Reyes y Señor de Señores.

Es necesario tener experiencia con Dios, esto nos permitirá adorarle con libertad y poder tener convicciones firmes, ser agentes de cambios y ejemplos para aquellas personas que están a nuestro alrededor y que también conozcan a Jesús, como hablar de un Dios sanador; sino lo experimentamos de esa manera; cómo hablar de que Dios ayuda al necesitado; si no nos humillamos y acudimos a Él cuando tenemos una situación difícil. En la Biblia encontramos diversos ejemplos de hombre y mujeres de convicciones fuertes y de gran testimonio. Un Daniel que propuso en su corazón no contaminarse con la comida del rey, y  que   gracias a sus convicciones, Dios lo puso en un lugar de honor dentro del reino y teniendo grandes experiencias con Dios.

En la manera que le conozcamos, podremos hablar a otros de Él, el rey David en sus Salmos describe a Dios, como su Pastor, como su ayudador en tiempos difíciles, como su fortaleza y su escudo, como su descanso y reposo. A través de sus experiencias con Dios, pudo alabarle, escribió numerosos Salmos, enseñándonos lo que representaba para él, el dador de la vida.

Dios nos pide, que le adoremos; Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren. Pero para que sea genuina nuestra adoración, debemos hacerlo como le hemos conocido, como nuestro creador, como nuestro sanador o como el que nos ha rescatado del lodo cenagoso. Adoremos a Dios como le hemos conocido.

¡Como el Dios que nos amó!

Los comentarios están cerrados.

meditaciones 10
meditaciones 25
meditaciones 22
meditaciones 14
¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición