¿Actúas con cordura?

meditaciones | 29/11/2020 5:22 am | oasisdesantidad | 135

Por: Adaris Franco de Bautista.

Proverbios 19:11

“La cordura del hombre detiene su furor, y su honra es pasar por alto la ofensa”

Vemos aquí una muestra del contraste entre el dominio propio y la impaciencia. La manera en que una persona reacciona ante las críticas y los  ataques,  es una buena medida acerca de su carácter es aquí donde usted puede verse  reflejado. La sabiduría de Dios lleva al hombre a practicar la paciencia cuando normalmente manifestaría intolerancia, y a pasar por alto la ofensa. ¿Qué ayudaría al hombre a tener dominio sobre la pasión del enojo? Nos dice Salomón que la cordura es el remedio. ¿Y cómo actúa la cordura o prudencia? Detiene el avance del furor en el corazón. Sin tal freno, la ira es una pasión tan impetuosa que nos conduciría a los extremos. La prudencia nos hará la misma pregunta que le hizo el Señor a Jonás después que se enojó ante el arrepentimiento de Nínive. Recuerden que Jonás estaba tan enojado que llegó a decir que la muerte le era mejor que la vida. El Señor le dijo: ¿Haces tú bien en enojarte tanto? La cordura moderará nuestras reacciones. Nos contendrá de expresar un rostro de dragón, con humo y fuego, por cosas que no vale la pena protestar así. ¿Es correcto enojarme por esto? ¿Es correcto que me enoje de esa manera? La ira es como un fuego. El fuego no es malo en sí mismo, pero si no se maneja apropiadamente puede causar daños incalculables e irreparables. Lo mismo sucede con la ira. Dios demanda de nosotros la ira piadosa cuando corresponda; pero si no es moderada por la prudencia y la cordura, su fuerza puede escapar de nuestras manos. Los niños no siempre se queman cuando tratan con el fuego; pero lo mejor es evitar, y es preferible que ni siquiera jueguen con él para evitar problemas. Nosotros somos como niños con respecto a la ira, fácilmente salimos chamuscados. Es un instrumento demasiado afilado, y es difícil utilizarlo sin cortar a nadie. Enfurecernos y aplastar a todo el que hace algo contra nosotros contradice directamente las palabras de Mateo 5:44: “Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen.” Nunca olvide que el remedio de la ira, es la cordura. Dios te bendiga.

¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición