Procesos que Revelan tu Esencia

meditaciones | 14/10/2020 6:22 am | oasisdesantidad | 93

Por: Susana Ramírez

Filipenses 1:6 Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.

La palabra Procesos, viene del latín “Processus”, que significa (Avanzar, marchar, ir hacia adelante) Es la acción de ir hacia adelante al paso del tiempo, cumpliendo un conjunto de fases sucesivas para alcanzar un fin determinado. Se habla de procesos cuando se tiene un estado inicial y uno final, entre los cuales ocurren cambios y transformaciones de alguna naturaleza ya sea en lo personal o en lo que nos rodea.  Todas las ciencias del saber humano buscan determinar, que todo lo que ocurre se origina a través de procesos en un espacio de tiempo. Dios en su omnisciencia y sabiduría, examina desde los cielos la obra de los hijos de los hombres, con el propósito de guiar y dirigir sus planes y proyectos de acuerdo al programa con cada hijo suyo en la tierra.  Así también nuestra vida espiritual, constantemente debe sufrir cambios que revelen el diseño de Dios en nosotros.

La palabra esta llena de hombres y mujeres que, en un momento determinado, fueron probados y confrontados con su realidad. Para Dios Revelar la Esencia de ellos.

  • La Mujer del Flujo de Sangre: (Marcos 5:27-28) Cuando oyó hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, y tocó su manto. Porque decía: Si tocare tan solamente su manto, seré salva. Esta mujer tenía un cuadro físico y espiritualmente dramático, tenía ya 12 años padeciendo de flujo de sangre, ella había hecho todo cuanto pudo humanamente y gastado todo lo que tenía en médicos, pero le iba peor. El capítulo 15 del Libro de levítico establece las leyes, para los hombres y mujeres que padecían de flujo de sangre o flujo de semen prolongado. Estos Eran considerados inmundos; Ninguna persona podía tener contacto físico ni sexual con ellos, tampoco tocar o sentarse donde ellos habían estado, en otras palabras, debían estar confinados hasta ser libres de su inmundicia delante de Dios y del sistema religioso.

 Esta pobre mujer, tenía una afrenta terrible producto del proceso por el cual estaba atravesando. Quizás anémica, sin fuerzas y debilitada por el sangrado constante y cada vez sintiendo que sus esperanzas se desvanecían porque no había cura para ella, es donde escucha hablar de Jesús, viendo una multitud que le acompañaba porque se dirigía a la casa de Jairo un principal de la sinagoga, que le rogó para que fuera a sanar a su hija que agonizaba en casa. Y justamente estaba pasando frente a ella. Inmediatamente reaccionó en fe y levantándose se dijo a sí misma: “Si tan solo tocara el borde de su manto seré salva.” Qué declaración más poderosa, su deseo fue oído en el cielo, pero más aun por el hijo de Dios que caminaba en la tierra. El Señor que todo lo ve y todo lo escudriña le dio las fuerzas necesarias para salir corriendo y abrirse paso dentro de una multitud que apretaba y empujaba; se llenó de valor y fuerzas para resistir y sobrepasar los obstáculos que le impedían acercarse al Señor. Y tocando en fe el manto de Jesús provocó que del Señor saliera Poder y Virtud sanadora. ¡¡¡Gloria a Dios!!! Y desde ese momento la mujer quedó libre y sana.

El proceso de 12 años de dolor y angustia llegó a su fin, cuando ella decidió poner toda su confianza y decidir en su corazón tocarlo a través de la fe.  El Proceso Reveló su Esencia.

Ahora solo tenía que cumplir con el rito de la purificación que ofrecía el sacerdote en el templo.

Hoy Jesús también está pasando por tu casa, levántate en fe en tu corazón y recibe tu milagro.

Dios te bendiga.     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

meditaciones 31
meditaciones 21
meditaciones 16
¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición